Más del 30 por ciento de los alumnos de escuelas argentinas sufrió alguna forma de discriminación, reveló un estudio que Bullying Sin Fronteras, una ONG especializada en la temática, realizó en 19 países de América Latina. Además, de acuerdo con ese relevamiento, 9 de cada 10 estudiantes consultados definen al acoso escolar como un problema generalizado.
El estudio hizo foco en los casos de discriminación en las escuelas, y precisó que "más del 30% de los alumnos de escuelas argentinas padeció alguna forma de discriminación, por sus creencias religiosas, por su orientación sexual, por su nacionalidad, por su desempeño escolar o por alguna particularidad física o estética".
El abogado Javier Miglino, titular de la organización, reveló que 9 de cada 10 jóvenes piensa que el bullying (también conocido como acoso escolar) es un problema generalizado en sus comunidades.
Según indicó, Bullying Sin Fronteras lanzó a través de sus cuentas de Twitter, Facebook, correo electrónico y SMS una encuesta en Argentina, Brasil, México, Chile, Perú, Uruguay, Colombia, Ecuador, Nicaragua, El Salvador, Venezuela, Bolivia, Guatemala, Paraguay, Panamá, Costa Rica, Honduras, República Dominicana y Puerto Rico.
Entre las preguntas que animaban el sondeo figuraban: "Sabés que es el bullying o acoso escolar? ¿Has notado que en tu colegio, comunidad o ciudad, el bullying está presente, como práctica de acoso en la escuela? ¿Este tipo de acoso llamado específicamente acoso escolar o bullying consiste para ti en un uso deliberado de la fuerza, tanto como amenaza como agresión de modo tal que pueda causar lesiones, trastornos de aprendizaje o incluso daños graves o hasta la muerte? ¿Has sufrido acoso escolar o bullying a lo largo de tu vida escolar, tanto en nivel primario como en nivel secundario?".
En torno a un reciente caso ocurrido en Río Negro, en el que alumnos secundarios ingresaron a un boliche de Bariloche con brazaletes nazis, el abogado precisó: "El primer camino para erradicar de las escuelas de América Latina este tipo de violencia es mejorar el conocimiento público sobre los efectos dañinos de la discriminación, y dotar a los maestros, padres, niños y niñas de las habilidades necesarias para identificar los riesgos y denunciar los incidentes".
"Lo que tenemos que plantearnos como objetivo primario es ofrecer a las víctimas un ámbito de atención y protección", dijo Miglino. Asimismo, el estudio presenta conclusiones importantes. "Un tercio de los encuestados piensa que el bullying es algo normal, y que por ello no informó a nadie sobre su problema", señaló.
"La mayor parte de aquellos jóvenes que manifestaron ser víctimas dijeron haberlo sido por su apariencia física. El bullying se atribuyó también a la orientación sexual, la creencia religiosa, el género y la nacionalidad", puntualizó Miglino.
También surgió de la consulta que "el 25% de los encuestados dijo no saber con quién hablar sobre su problema".
Los propios docentes, muchas veces, discriminan entre sus alumnos, pues consideran que algunos de ellos merecen mayor atención que otros, pues están rotulados como más inteligentes.

Una escalada en las redes

La noticia de estudiantes del colegio de la Sociedad Escolar y Deportiva Alemana de Lanús, quienes con brazaletes, esvásticas y bigotes "hitlerianos" provocaron y discriminaron a egresados de la escuela judía ORT en una disco de Bariloche, dio paso a una fuerte escalada de expresiones antisemitas en las redes sociales.
El incidente tuvo lugar el martes pasado en la disco Cerebro, del grupo Alliance, donde el personal de seguridad apenas advirtió que los chicos llevaban brazaletes con esvásticas y proferían expresiones antisemitas, resolvió expulsarlos del local, ubicado en la avenida Costanera de la ciudad de Bariloche.
En función de un código de convivencia y reglas de admisión y permanencia, que los estudiantes conocen antes de asistir, las autoridades de la empresa resolvieron prohibirle el ingreso a todas las discotecas por la semana que les queda en Bariloche. Un problema generalizado que no es nuevo y que siempre presenta aristas de difícil abordaje.
Sin embargo, algo habrá que hacer par evitar males mayores.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora