La ciudad de Salta es el centro urbano con mayor hacinamiento del país, con un promedio de cuatro habitantes por hogar. Sobre las 31 regiones consideradas como aglomerados en todo el territorio nacional, Salta se ubica en la cima en cuanto a dicho factor, indicador que reafirma el déficit habitacional.
Mientras que el promedio nacional está en 3,1 personas por hogar, en el noroeste trepa a 3,7 y en Salta asciende a 4, único lugar en el que se supera ese umbral. El hacinamiento es una de las principales causas que convierten a la ciudad en el sitio con mayor pobreza multidimensional del país.
Los datos se desprenden de un reciente informe coyuntural publicado por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), en el que se sistematizan datos de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH). La información es dividida en estadísticas muestrales de tipo socioeconómico y de tipo demográfico. Además de ser el centro urbano con más hacinamiento, Salta está a la punta de la igualdad entre hombres y mujeres que son principales sustentos de sus familias.

El dato negativo

Según el Indec, que toma como referencia los datos de las EPH, que a su vez solo se aplican en zonas urbanas, el 35,5% de los hogares de Salta suman cinco o más personas bajo el mismo techo. En ese sentido, el promedio nacional está muy por debajo: 18,7%. La media de la región NOA es de 30,8%.
El 52,4% de los hogares relevados de Salta cuenta con entre 2 y 4 habitantes, mientras que solo 12,1% son viviendas unipersonales. Es el conglomerado del país con mayor porcentaje de casas en las que están radicadas más de cinco personas. No es menor destacar que la región NOA, en su conjunto, es la que presenta los índices más altos de hacinamiento.
Las soluciones habitacionales que propone el Estado, en la mayor parte de los casos, son viviendas que como máximo están preparadas para albergar a cuatro personas. Ello es así porque el criterio para la construcción es tomar como referencia la familia tipo. No obstante, muchos planes habitacionales erigen hogares para una o dos personas, como el caso de los monoambientes en barrio El Huaico.

El dato positivo

Dentro del análisis socioeconómico presentado por el Indec en su informe "Mercado de trabajo", el conglomerado salteño se destaca también por un aspecto positivo. Al tiempo que el hacinamiento se presenta como el dato pálido, la paridad de género entre los/las jefes/as de hogar es también la más alta del país.
A nivel nacional, el 59,9% de los jefes de hogar son varones y el 40,1%, mujeres. En la zona urbana de la Salta capital la brecha se acorta significativamente, ya que del total de principales fuentes de ingresos de las viviendas, el 49,5% son mujeres. Es decir, prácticamente la mitad, lo que plantearía un escenario de igualdad absoluta. Sin embargo, el informe no aborda las diferencias en las remuneraciones, una de las injusticias que aún perviven en el mundo laboral local, adonde por igual tarea no se percibe la misma paga según se trata de hombres o mujeres.
En cuanto a los jefes de hogar varones, la mayor parte de los mismos se sitúa en la franja etaria de los que exceden los 50 años de edad. Específicamente el 55,3% de las cabezas económicas de las unidades familiares tienen más de media centuria, mientras que el otro 44,7% tiene hasta 49 años. Esa tendencia se acrecienta si se posa la mirada en las jefas de hogar: el 57,5% son mayores de cincuenta.
Para situar esos datos en la división general de la población provincial, resta decir que el 53,3% de los salteños mayores radicados en la zona urbana son mujeres, en tanto que el restante 46,7% son hombres. Como otra dato complementario, hay que subrayar que el 1,1% de las mujeres salteñas de entre 14 y 20 años están en concubinato o casadas.

Salvedad

Al respecto de los datos aportados, el propio Indec hace una aclaración. "Es importante señalar que como en toda encuesta por muestreo, los resultados obtenidos son valores que estiman el verdadero valor de cada tasa y tienen asociado un error, cuya cuantía también se estima permitiendo conocer la confiabilidad de las estimaciones. Estos resultados indican el nivel probable alcanzado por cada tasa a partir de la muestra, admitiéndose oscilaciones de este nivel, en más y en menos", resalta el informe, y añade que se está estudiando la posibilidad de modificar la metodología que se aplicó hasta ahora.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora