Con más de un mes de retraso, el 2 de enero está prevista la habilitación de los natatorios del municipio capitalino Juan Domingo Perón (frente a plaza Alvarado) y Nicolás Vitale (barrio El Tribuno). En tanto, el miércoles 6, se hará lo propio con el balneario Carlos Xamena (avenida del Líbano), según dijo a El Tribuno el subsecretario de Deportes de la comuna, Ricardo Pasarell.
Mientras tanto, entre las pocas opciones que tienen los salteños para refrescarse están los ríos Vaqueros y La Caldera, donde ayer, con una temperatura que rondaba los 30 C§, había una gran cantidad de bañistas. Esos lugares, sin embargo, carecen de servicios esenciales como baños públicos, accesibilidad y limpieza, y el tránsito vehicular colapsa por el cuello de botella que se produce en el puente sobre el río Vaqueros.
"Los balnearios tendrían que haber sido habilitados el 26 de noviembre por la gestión pasada, pero no se hizo y cuando asumimos, el 10 de diciembre, nos encontramos con que teníamos que hacer varias obras para inaugurar la temporada de pileta", señaló Pasarell.
Explicó que la pileta del Xamena tenía filtraciones que se tenían que sellar para evitar el derroche de agua. Pese a que la piscina gigante de ese complejo aún no fue pintada, el funcionario afirmó que durante la semana comenzará su llenado, que demora 8 días. En el natatorio Nicolás Vitale, se repusieron baldosas de la pileta y en el Perón hubo problemas eléctricos para resolver. Pasarell indicó que mañana se definirá cuándo habilitan las inscripciones para la colonia de vacaciones en el Xamena, que comenzaría con la apertura de la temporada en el balneario.

Sin soluciones
Como en cada verano, la ruta nacional 9 colapsa de vehículos en Vaqueros durante los fines de semana y feriados calurosos. El caos en el tránsito se origina por el cuello de botella que se produce en el puente de Vaqueros y los controles viales, de la Policía y Tránsito capitalino, que se disponen a metros del estrecho paso.
En uno de esos días, recorrer en auto los 4 kilómetros entre el puente Wierna, sobre el río Caldera, y el de Vaqueros lleva más de una hora, al atardecer, cuando todos los bañistas regresan a sus hogares.
En tanto, en Vialidad Nacional duerme un proyecto de construcción de un puente paralelo y para llevar a cuatro vías la ruta hasta el comienzo del camino de cornisa.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora