*

El 61% de los usuarios cambió sus hábitos por las subas de tarifas
Las conclusiones más importantes de la encuesta indican que, de todos los aumentos en las tarifas de servicios públicos, el que más afectó a la gente es el del transporte, de acuerdo con las respuestas del 41% de los entrevistados. En orden de importancia lo siguieron los incrementos en el servicio de agua y saneamiento, con el 27% de las respuestas del sondeo; de la luz, con el 20%, y del gas, con el 6%.
Desde que asumió Mauricio Macri como presidente las tarifas residenciales de luz aumentaron hasta 699% en algunas regiones del país, en tanto que las de gas escalaron hasta 382%.
Además, a raíz de esos incrementos, seis de cada diez personas (55%) declararon haber tenido que cambiar hábitos cotidianos como el cuidado en el consumo de luz y gas, mientras que la restricción en el uso del transporte público fue señalada por el 12% de los consultados.
Por otro lado, el sondeo evidenció la gran dispersión en las respuestas respecto a las expectativas inflacionarias para el segundo semestre de 2016: el 24% considera que será mayor, un 30% que será igual y un 30% que será menor que la actual.
En adición, se consideran como principales aciertos del Gobierno dos decisiones económicas (el fin del cepo cambiario, con el 20% de las respuestas, y el pago de la deuda a los fondos buitre, con el 16%) y dos decisiones de política social (el mantenimiento de la Asignación Universal por Hijo y la tarifa social, con el 15%, y el pago a los jubilados, con el 12%).
Del mismo tenor son las quejas. Los aumentos generalizados de precios se llevan el 35% de las críticas al Presidente, y los despidos, el 30%.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...