Una foto de un joven de la comunidad guaraní Ñamandú abanderado y con sus pies descalzos que se viralizó en las redes sociales, conmocionó a miles de argentinos que rápidamente diagramaron una colecta solidaria y desató un sin fin de donaciones, para esos chicos argentinos de la Escuela 948 de Misiones. La Cámara Argentina de la Industria del Calzado donó 300 pares de zapatos.
El poder de las redes sociales se hace brutalmente evidente en situaciones como ésta. A las pocas horas de que circuló en Facebook la foto del joven posando como abanderado y con el doloroso contraste de sus pies descalzos en la escuela EIB Nº 948 Carlo Falotti de la provincia de Misiones, la ayuda de los más cercanos y lejanos no se hizo esperar. El poder de esa imagen sintetizaba el desamparo de un estado ausente y el orgullo a la vez de esos chicos que logró movilizar a gran parte del país.
La escuela está emplazada en el valle del Cuñá Pirú, un parque provincial misionero donde se encuentra la Ruta Provincial 7, que une a las poblaciones de Jardín América y Aristóbulo del Valle. La escuela está emplazada en el valle del Cuñá Pirú, un parque provincial misionero donde se encuentra la Ruta Provincial 7, que une a las poblaciones de Jardín América y Aristóbulo del Valle.
El drama se extiende y traspasa los límites de la propia escuela: la mayoría de los niños asisten a clase descalzos. Viven en casas que no tienen luz, ni agua potable.
"Mi mayor preocupación no son los zapatos todavía. Cada día debo conseguir alimentos para el día siguiente", dice una maestra.
La ayuda de los lugareños siempre está presente: es que como el colegio no posee comedor, los maestros solicitan donaciones para brindar almuerzos y meriendas, a pesar de que los chicos pasan 8 horas en el colegio.
ABANDERADO1.jpg
El abanderado con sus escoltas. 
El abanderado con sus escoltas.
Según el sitio Misiones Cuatro, "El edificio escolar de la EIB Nº 948 Carlo Falotti, fue preinaugurado el 15 de abril pasado en la comunidad de Ñamandúi, donde el Ministerio de Ecología cedió 2 hectáreas de terreno". El reporte añadió que "la construcción no se realizó con fondos del gobierno provincial, sino con una donación que llegó desde el exterior, por intermedio de la Asociación de Amigos de Suiza".
A partir de la repercusión que generó la foto en las redes, una de las maestras del establecimiento declaró: "La lucha aquí es brindarles con mucho sacrificio alimentos, ya que todavía no contamos con comedor" "La lucha aquí es brindarles con mucho sacrificio alimentos, ya que todavía no contamos con comedor".
Al conocer la noticia, la Cámara Argentina de la Industria del Calzado (CIC) decidió donar 300 pares de zapatos a los niños de la escuela y la comunidad. "De esta manera nos adherirnos a la necesidad cotidiana que padecen. Porque además de no tener zapatos, viven en viviendas precarias sin electricidad ni agua potable y comen sólo si van al colegio", explicó Alberto Sellaro, titular de la CIC.
La historia de la escuela también refleja la precariedad. Antes de ser creada el 15 de abril de 2015, los alumnos "ocupaban un salón del Centro de Atención Primaria de Salud de la comunidad de Ñamandú", detallan fuentes oficiales en el sitio del Ministerio de Educación provincial.
"Mi mayor preocupación no son los zapatos todavía. Cada día debo conseguir alimentos para el día siguiente, porque si no la mayoría no come. Muchas veces la única comida que ingieren en el día ellos es la que le podemos dar acá", remarcó una de las maestras.
La cuenta de Facebook de la Escuela Nº 948 School de Misiones está abierta para recibir donaciones. En los últimos días, cuando el caso tomó notoriedad pública, se multiplicaron los comentarios de apoyo y las consultas para enviar ayuda. Así comenzaron a llegar alimentos, artículos de limpieza y todo lo que le puede hacer falta a estos chicos, los cuales están desamparados por un estado ausente.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...