Después de que Corea del Norte anunciara ayer que probó en su territorio una bomba nuclear de hidrógeno, las consecuencias de estas poderosas armas volvieron a cobrar relevancia a nivel mundial.
Su veracidad aún no fue verificada pero de existir, su alcance sería de destrucción masiva. Es así que una herramienta digital como Nukemap (creada por un físico y profesor estadounidense) intenta generar conciencia sobre éstas mostrando cómo sería el impacto aproximado en cada ciudad y según el tipo de bomba.
En el caso de Salta, este medio realizó una prueba con el tipo de bomba más semejante a la que Corea del Norte dijo tener (en 2013) y como resultado dio un estimado de 45.000 víctimas y 125.000 heridos si la bomba fuera arrojada desde el aire en la Plaza 9 de Julio. Y, si uno lo compara con la bomba de Hiroshima, ésta en Salta podría haber provocado al menos veinte mil víctimas más.
Nukemap fue concebido por Alex Wellerstein, investigador en el Instituto Americano de Física (American Institute of Physics) y es una aplicación que te muestra los efectos de hacer explotar una bomba nuclear en cualquier parte del mundo. Es tan preciso que permite definir el tamaño de la bola de fuego, la radiación nuclear y el índice de mortalidad a los alrededores.
"Me he dado cuenta que los estudiantes no son conscientes del impacto de una explosión nuclear. Mucha gente piensa que si una bomba nuclear se hace estallar, el planeta entero va a desaparecer. Lo que pasaría en realidad es que edificios se derrumbarían, habría incendios, heridos y la contaminación nuclear se extendería durante años. Es mucho más vicioso de lo que se piensa", dijo su creador.
Los colores
En amarillo se marca el área dañada por la bola de fuego que sigue a una explosión nuclear. Los efectos varían dependiendo de la altura a la que se produzca la detonación. Si toca el suelo, se incrementa significativamente la carga de la lluvia radioactiva. Si tu casa quedó dentro de esta zona, no sobrevivirás.
El rojo señala el radio alcanzado por la ráfaga de aire. Esta ejerce una presión suficiente para derribar o dañar seriamente edificios de hormigón y tiene capacidad para matar a casi el 100% de las personas que se encuentren dentro de la zona señalada. Si tu casa quedó dentro de esta zona, no sobrevivirás.
En verde se muestra el alcance de la radiación. Sin tratamiento médico, puede darse una mortalidad de entre el 50 y el 90 por ciento. Las muertes podrían producirse en horas o en semanas.
El gris delimita una segunda ráfaga de aire que también supondría el derrumbe de edificios residenciales y un alto nivel de muertes.
En naranja se observa el alcance de la radiación térmica. Las personas dentro de esta área sufrirían quemaduras de tercer grado severas que podrían terminar en amputaciones.
Fuera de las áreas marcadas en color también habrá graves daños. Generaciones completas quedarán marcadas y podrán sufrir enfermedades con el correr de los años.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...