*

El alcohol y el tabaco, las constantes en el consumo
A nivel nacional, el alcohol es la sustancia psicoactiva que más consumieron, al menos una vez, los estudiantes de secundaria. El Estudio Nacional sobre Consumo de Sustancias Psicoactivas entre estudiantes de Enseñanza Media confirma que el 70% tomó.
El nivel de ingesta de bebidas alcohólicas y energizantes no muestra grandes diferencias entre varones y mujeres.
Las cifras varían cuando se trata de sustancias como la marihuana o cocaína, esta última con marcada prevalencia entre los varones como los más consumidores.
Las sustancias lícitas incluyen las permitidas pero de circulación regulada (que están en el mercado con fines médicos) y las permitidas, cuyo consumo es estimulado por distintos anuncios o medios de comunicación, como es el caso del alcohol y el tabaco.
En este último caso, el consumo mayoritario corre por cuenta de las mujeres, aunque la diferencia entre ambos sexos es acotada. Las adolescentes que participaron del sondeo fuman en un 36% de los casos, mientras que los varones, en un 34,9%.
Las sustancias ilícitas, en tanto, son aquellas cuyo uso no se encuentra permitido.
El inicio
Para los especialistas, por lo general, la decisión inicial de consumir drogas es voluntaria. Sin embargo, con el consumo continuo, la capacidad de una persona para ejercer el autocontrol puede verse seriamente afectada. Este deterioro en el autocontrol es el sello distintivo de la adicción.
"Se puede percibir que los adolescentes tienen más dificultades para establecer una transferencia con los terapeutas, para tener una apertura, porque en general el mundo de los adultos también es una acechanza para ellos", dijo a El Tribuno el secretario de Adicciones de la Provincia, Martín Teruel.
"Muchas veces los adolescentes han sido desoídos por los mayores. Los adultos han estado más empeñados en transmitir mensajes y en sancionar que en dar un lugar para que ellos se expresen y para que surjan sus palabras", aseguró el especialista.
Vista como una etapa de resignificaciones en la que se atraviesa un paso entre la infancia y la vida adulta, la adolescencia representa en muchos casos el momento en el que la adicción se hace presente.
Oportunidades
La generación de espacios de contención desde el ámbito comunitario, escolar y familiar resulta la manera más eficaz de tratar la adicción y también de prevenirla desde la perspectiva de los especialistas.
Las actividades deportivas, el fortalecimiento de la familia y los espacios de asistencia profesional en los barrios son algunas de las opciones para generar un marco de protección para los y las adolescentes.
Durante el 2016, la Secretaría de Adicciones de Salta comenzó a descentralizar los servicios de consultas, con el traslado de equipos interdisciplinario hacia algunos barrios, como parte de otros proyectos de intervención.

Estudio nacional

Consumo de psicofármacos
  • El 5,9 % de las y los estudiantes consultados declaró haber consumido al menos una vez psicofármacos sin prescripción médica.
Bebidas energizantes
  • En el grupo de 14 años o menos, las bebidas energizantes son las que más se ingirieron. El consumo llega al 55,9% de los encuestados.
Egresos hospitalarios
  • La distribución de egresos hospitalarios de adolescentes por consumo de sustancias psicoactivas indica que el 29% fueron mujeres y el 56% varones.
La incidencia del tabaquismo
  • Las proporciones de estudiantes que probaron alguna vez tabaco o que fumaban al momento de la encuesta crecen a medida que aumenta la edad, en especial desde los 15 años.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...