Mair, quien supuestamente tiene problemas mentales y vínculos con la extrema derecha, afronta varios cargos, incluidos el de asesinato, agresión y posesión de armas por haber matado a la parlamentaria proeuropea, de 41 años, este jueves en la localidad de Birstall, cercana a la ciudad de Leeds, en el norte de Inglaterra.
Esposado a un guardia de seguridad, Mair, de 52 años, se negó a dar su nombre al presentarse por primera vez ante ese tribunal británico y se mantuvo en silencio cuando el juez preguntó sobre su dirección y su fecha de nacimiento.
La policía del condado de South Yorkshire, en el norte del país, investiga si el asesino padece problemas mentales, tal y como han indicado su hermano y hermanastro a los medios de comunicación, y si guardaba vínculos con la extrema derecha.
El asesinato de la diputada mientras hacía campaña a favor de la permanencia del Reino Unido dentro de la Unión Europea (UE) ha conmocionado al Reino Unido, a tan solo 7 días para la celebración del referendo que se celebrará el 23 de junio.
Tras el trágico suceso, los dos grupos que hacen campaña por el plebiscito -a favor de la continuidad y pro 'Brexit'- mantienen suspendidas todas las actividades programadas a nivel nacional en señal de respeto por la joven diputada, casada y madre de dos hijos pequeños.
Asimismo, hubo varias vigilias celebradas por políticos y ciudadanos en distintos lugares del Reino Unido.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora