A dos días del femicidio múltiple que sacudió a la localidad de Godoy Cruz, Mendoza, comienzan a aparecer más detalles sobre el caso y en particular sobre la situación que atraviesa el presunto autor, Daniel Zalazar, quien fue detenido el mismo domingo. Esta mañana el procurador general de la Suprema Corte de la provincia, Alejandro Gullé, desmintió que el acusado haya intentado terminar con su vida y agregó que se lo está resguardando especialmente para evitar que sea atacado por otros reos.
"Es mentira que intentó suicidarse", aseguró Gullé, consultado sobre la versión que se difundió en la jornada de ayer. "Se lo está cuidando especialmente porque es probable que alguien quiera tomar alguna acción contra él. Para evitarlo, se le ha puesto en resguardo" "Se lo está cuidando especialmente porque es probable que alguien quiera tomar alguna acción contra él. Para evitarlo, se le ha puesto en resguardo", agregó en diálogo con Luis Novaresio en La Red, según señala Infobae.
Por otra parte, reveló que el arma homicida aún no fue hallada. "Hemos encontrado ropa con sangre y un arma blanca, pero pareciera que no tiene vinculación con el hecho", dijo al respecto.
El procurador afirmó que el triple crimen no se pudo haber prevenido, dado que no existían "denuncias, señales ni alertas" que permitieran advertir que ocurriría tamaña tragedia. Además, consideró que el episodio "no es un tema de seguridad" sino que se encuadra dentro de la "violencia intrafamiliar. Zalazar ni siquiera concurría al lugar; aparentemente no había ido nunca a ese domicilio", añadió.
Sobre los instantes previos al ataque, Gullé explicó que Bautista, el niño de ocho años que sobrevivió al episodio, "alcanzó a escuchar que hablaban de un ADN de su hermana", Mía, la bebé de siete meses cuya paternidad se discutió durante esa madrugada.
Además, en línea con las declaraciones de la coordinadora del Ministerio Público Fiscal, María Teresa Day, remarcó que el presunto autor "es absolutamente imputable" dado que "el resultado de las pericias indica que está dentro de sus cabales y está orientado temporal y especialmente". Además, en línea con las declaraciones de la coordinadora del Ministerio Público Fiscal, María Teresa Day, remarcó que el presunto autor "es absolutamente imputable" dado que "el resultado de las pericias indica que está dentro de sus cabales y está orientado temporal y especialmente".
Sobre la pena que eventualmente enfrentará Zalazar, el procurador recordó que en la Argentina quien sea condenado a prisión perpetua "con buena conducta podría salir en 35 años".
La causa tiene dos testigos clave. Hasta el momento solo declaró Bautista, el chico que logró esconderse en el baúl y alertar a su abuela. También presenció el hecho Lucas, de 11 años, que -al igual que su hermana Mía- fue herido por Zalazar y se encuentra en estado crítico.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora