"Han dicho muchas cosas sobre eso (la recompensa), pero la verdad que nadie me habló. No me llamó nadie de ningún gobierno. Tampoco estoy esperando que lo hagan. Nadie me vino a decir nada, pero también es verdad que se lo merece otro hombre que ayudó antes que yo. El hombre al que el señor Lanatta le pidió agua fue muy valiente. Él fue el que dio aviso. Mis caballos estaban ahí, junto a mi carro y acá la Policía sabe que siempre están a disposición", afirmó el vecino de Cayastá en diálogo con Diario Popular.
Embed
En tanto consultado acerca de si cree que merece el premio, opinó: "Y... me lo han dicho mucho. Si viene, viene. Y la voy a aceptar porque sería una falta de respeto decir que no. Mucha gente inteligente me ha dicho que la merezco ... y ya no sé que pensar. Yo sólo cumplí con un acto de bien y traté de ayudar a los policías en este caso, porque son criminales peligrosos. Nunca esperé algo a cambio, si viene, viene" Yo sólo cumplí con un acto de bien y traté de ayudar a los policías en este caso, porque son criminales peligrosos. Nunca esperé algo a cambio, si viene, viene".
Por último, evitó referirse a si la captura podría haberse realizado sin su mediación aunque dijo que la zona es difícil. "No sé, es imposible pensar eso. Pero es una zona difícil. Eso hay que reconocerlo", concluyó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


luisito tano
luisito tano · Hace 10 meses

pero que se vaya a laburar este viejo sanguijuela , ni ocuparon los burros, estaban por las dudas se los necesitaban...

Monica Cassels
Monica Cassels · Hace 10 meses

Ya se ha gastado tantísimo en toda esta operación, que recompensar a quienes ayudaron a la captura o fueron víctimas de los criminales equivaldría a una gota de agua en un balde. Me parece bien que este señor, que anda descalzo porque no tiene para comprarse un par de alpargatas, reciba un premio por su colaboración; con el cual podrá hacerse una casa decente y proveerles una buena educación a sus hijos, dando además el ejemplo de ciudadanía a sus parientes y vecinos.


Se está leyendo ahora