*

El bestial femicidio de una chica de 15 años avergüenza a Salta
La adolescente de 15 años, Brisa Oriana Goytea, del barrio San Remo, fue brutalmente asesinada ayer por su novio, Claudio Segundo, de 20 años. Fue el novenofemicidioque se registra en la provincia en lo que va de este año.
El episodio habría estado envuelto de una inteligencia criminal: cuando la Policía llegó a la casa, tras ser advertida por una hermana del victimario, encontró a Segundo intentando enterrar el cuerpo de la jovencita en un pozo que había cavado en el jardín de su casa.
Todo sucedió alrededor de las 15.30. Según revelaron unas amigas de la adolescente, la pareja de novios había acordado almorzar juntos ayer, en la casa del novio, ubicada en la calle Mar Caspio al 1000.
Además de ellos, en la vivienda estaba una hermana de Segundo, que tiene 12 años.
Tras el crimen, fue la niña quien salió a los gritos a pedir ayuda. Corrió poco más de tres cuadras hasta las comisaría 15 de San Remo, donde a las 15.50 les dijo a los policías que su hermano había matado a su novia.

Escena brutal

Cuando una patrulla llegó a la casa encontró a Segundo en la parte de adelante de la casa. A casi un metro de donde estaba, en el jardín, ya había cavado un pozo de entre 40 y 50 centímetros donde se cree que iba a enterrar el cuerpo de Brisa Oriana.
Después de ver esto, los policías entraron a la casa y encontraron el cuerpo de la jovencita, ya sin vida y con evidentes signos de haber sido ahorcada. Una versión indicó que Segundo habría utilizado un cinto para asfixiarla.
De inmediato intervino la Fiscalía Penal 1 de Graves Atentados, a cargo de Pablo Rivero, quien ordenó que la División Homicidios se haga cargo de la investigación, mientras que envió personal del Cuerpo de Investigadores Fiscales (CIF) para realizar las pericias.
En la calle, la Policía cortó el tránsito vehicular y peatonal sobre ambas esquinas. Vecinos, curiosos, amigos y familiares de la víctima y del victimario se agolpaban bajo una llovizna que comenzó siendo leve y horas más tarde se transformó en lluvia.
A las 19.01, varios peritos del CIF y policías retiraron el cuerpo de la jovencita. En una trafic blanca, fue llevado a la morgue judicial donde se le iba a realizar la autopsia.
Claudio Ramón Segundo fue detenido en su casa y, tras la intervención del Juzgado de Garantías, 8 fue llevado a la Alcaidía General. Hoy, luego del control de legalidad, será imputado y tendrá la posibilidad de dar su versión de lo sucedido en su casa del barrio Pablo Saravia.

Una relación "conflictiva"

Amigas de Brisa Oriana contaron que desde hacía casi dos años estaba de novia con Segundo, cinco años mayor que ella. Según el informe del Ministerio Público, ambos "tenían una relación conflictiva".
La relación "no era aceptada por la mamá de ella ni por su familia; y la mamá de él tampoco la quería a ella", contó Micaela, una amiga de la chica.
Los episodios deviolenciaentre ambos ocurrían cada vez con mayor frecuencia.
"Ellos estaban de novios hacía casi dos años y hará un año que empezaron los problemas; él le pegaba e incluso varias veces me puse al frente de ella pidiéndole a él que no le pegara", relató la menor.
Opinó que "era una relación enfermiza la que tenían, porque ni ella quería dejarlo ni él quería cortar y la amenazaba si lo hacía. Incluso cuando la madre le prohibió que lo viera, ella se escapaba de la casa o del colegio para verlo", agregó.
Otra amiga recordó que en al menos dos oportunidades vio que "Brisa tenía moretones en los brazos por los golpes que él le daba".
"La madre le pedía que rompiera esa relación; nosotras también, pero ella decía que no lo podía dejar porque lo quería mucho", añadió.
Los amigos de la jovencita contaron que su novio la había amenazado varias veces.
"Si Brisa me llega a dejar, la c... matando", habría dicho en una oportunidad el muchacho, delante de amigos de la adolescente.
"Hace dos días, ellos estaban juntos y Brisa tenía a la perrita de él, que en un momento se le escapó. Ella fue a buscarla y él dijo: "Esta pendeja me tiene harto, la voy a c... matando''", añadió la amiga de la chica.
También relató que este año, "cuando Brisa cumplió 15 años, le regalaron un celular; él vino y se lo rompió porque no quería que hable con nadie".
Los adolescentes amigos de la víctima, que estaban fuera del cerco fijado por la Policía, hicieron hincapié en que el femicidio se originó en los celos del muchacho.
No obstante, la investigación incluiría otros aspectos. Además de la relación conflictiva, se analiza el posible consumo de drogas y otros ilícitos.
"Él tiene al menos dos denuncias de violencia y también porrobo; además, él practicaba boxeo y cuando pasaba un muchacho y algo no le gustaba le tiraba la bronca enseguida", añadió una íntima amiga de Brisa y compañera del segundo año del colegio Joaquín Castellanos.
.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...