Julieta González, la joven mendocina que fue vista por última vez el 21 de septiembre, fue encontrada muerta esta mañana en una ripiera cercana al penal Almafuerte en Cacheuta, Luján. El cuerpo de la mujer, que estaba atado de pies y manos, fue reconocido esta tarde por la familia.

Mendoza se encuentra de luto por segundo día consecutivo con un asesinato de una mujer que había desaparecido días antes, tras el hallazgo ayer de Janet Zapata.

Esta mañana, un operario que estaba trabajando con una motoniveladora fue quien encontró el cadáver de la joven de 21 años y dio aviso a la Policía. Julieta vestía un pantalón negro, suecos y una remera animal print.

La semana pasada, los investigadores hallaron en la misma zona -casi a la altura de la Destilería- la campera y los documentos de Julieta.

La joven había salido de su casa de Maipú el 21 de septiembre y desde ese día no había noticias de ella.

La denuncia fue recepcionada por la fiscal especial Claudia Ríos. La madre de Julieta llamó varias veces a su teléfono hasta que el jueves alguien atendió y, según declaró la mujer, desde el otro lado se escuchó una voz que decía "cortá, cortá". Según la mujer, no era la voz de su hija.

Este es el segundo femicidio que ocurre en Mendoza en esta semana. Ayer fue encontrado el cuerpo sin vida de Janet Zapata, la joven de 29 años que también era intensamente buscada desde el 21 de septiembre cuando se fue del shopping La Barraca. El cadáver fue hallado en un descampado de El Algarrobal en Las Heras. La mujer, que tenía una hija de 5 años, había sido rociada con cal para hacer desaparecer los rastros y tenía al menos 2 disparos en su cuerpo; uno en el cuello y otro en el pecho derecho.


¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...