Una investigación de la Universidad de Oxford (Reino Unido) concluye que el impacto del cambio climático en la producción alimentaria en el año 2050, tendrá consecuencias nefastas, pudiendo incrementar la mortandad en medio millón de personas por año a consecuencia de la reducción de la ingesta de frutas y verduras. Según los expertos, este cambio de dieta podría causar hasta dos veces más muertes que la desnutrición. Los investigadores consideran que el estudio es la mayor evidencia de que el cambio climático tendría consecuencias negativas en la producción de alimentos y en la salud de la población mundial.
El estudio es el primero de este tipo, cuyo cometido ha sido evaluar el impacto del cambio climático en la dieta y en el peso corporal, estimando además el número de muertes que ello causará en 155 países del mundo para el año 2050.
Según Marco Springmann, muchas investigaciones han analizado la seguridad alimentaria, pero pocos se han centrado en los efectos para la salud de los cambios en la producción agrícola.
En general, se concluye que la seguridad alimentaria está amenazada por el cambio climático y, especialmente, en los países en vías de desarrollo, donde prima la imposibilidad de garantizar el acceso a los alimentos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora