La baja en el ingreso de divisas provenientes del campo ha caído 12,82%, en lo que va del año con relación al 2014. Traducido en números implica que las cerealeras aportaron al Banco Central 2.500 millones de dólares menos por exportaciones agrícolas.
El Central registró un descenso en las reservas por el pago de deuda e importaciones en los últimos meses.
El descenso en el ingreso de agrodólares se da por la caída de los precios de los productos agrícolas (soja, maíz, trigo, cebada y girasol), ante una crisis internacional en el valor del petróleo.
Se observa que las exportaciones de granos persisten en los valores más bajos de la última década, y desde 2007 no registraba un nivel acumulado tan bajo como el actual.
El fenómeno tiene lugar a pesar de la cosecha récord de soja estimada en 59/60 millones de toneladas.
En el puerto de Ingeniero White, Bahía Blanca, por ejemplo, no se registraron bajas considerables en el volumen de exportación pero sí hubo un retroceso del 18% promedio (unos US$ 90 por tonelada) en los precios.
Las empresas liquidaron
US$ 309.569.658 en la semana hábil del 13 al 16 de octubre, precisó en su informe habitual la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (Ciara) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC).
Esas entidades que representan un tercio de las exportaciones argentinas anunciaron que el monto liquidado desde comienzos de año hasta el 16 de octubre asciende a US$16.993,7 millones.
Con solo un días menos, las cerealeras habían inyectado al país unos US$ 19.491.92. 444 millones entre el primer día de 2014 y el 17 de octubre de ese mismo año, momento en que empezó la incertidumbre por la baja de las liquidaciones.
La liquidación de divisas está fundamentalmente relacionada con la compra de granos, que luego serán exportados ya sea en su mismo estado o como productos procesados, luego de una transformación industrial.

Leve descenso de la Bolsa de Comercio
Las acciones líderes de la Bolsa de Comercio local descendieron 0,59%, en una jornada en la que los inversores se mueven con demanda selectiva.
El balance de la jornada arrojó un saldo de 27 alzas, 23 bajas y 7 papeles sin cambios, con un volumen de negocios de $113 millones efectivos.
El contexto bursátil es seguido por el Banco Central para detectar los movimientos que puedan impulsar el precio del "contado con liqui" que permite llegar al dólar.
En la misma línea, el contado con liquidación trepó 17 centavos y el dólar Bolsa sumó otros 16 centavos, acumulando en los últimos cuatro días hábiles un crecimiento de 24 centavos.
Se espera esta semana que el Central redoble su apuesta y ponga todas sus fichas para contener el tipo de cambio, con un mayor despliegue de inspectores en la city porteña y un seguimiento de los papeles que cotizan en la Bolsa.
Con sus intervenciones en el mercado de futuros y la ayuda de vendedores amigos en el mercado paralelo, el Central había conseguido planchar la divisa paralela.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora