Hace ocho días, tres efectivos que prestaban servicios en Dragones, Coronel Cornejo y Tartagal y el hermano de uno de ellos abandonaron 50 kilos de cocaína y se tirotearon con gendarmes en Acambuco. Ese sábado a la tarde los vecinos del pueblo de Acambuco y lugares cercanos tenían todo listo para ver y alentar a los ciclistas que iban a participar en la carrera "Desafío Acambuco", una prueba clásica de esa zona.
No imaginaban que a pocos kilómetros, sobre la ruta provincial 142, que lleva al paraje San Pedrito, una patrulla de gendarmes se enfrentó con cuatro hombres que habían llegado al lugar en dos motos.
Venían desde la frontera con Bolivia, y al ver el control los hombres se arrojaron a la quebrada que está a un costado del camino, abandonaron las motos y tres mochilas, y para cubrir su huida dispararon sus armas contra los gendarmes que los perseguían.
En dos mochilas había 48 ladrillos, cuyo peso alcanzó 50 kilos de cocaína, mientras que en la tercera se encontró una pistola 9mm, un handy y documentos varios. Con esos papeles y los datos de las motocicletas se logró identificar a los fugados y confirmar que tres de ellos son policías.
El martes pasado se realizaron allanamientos en Tartagal y Dragones, pero había un profundo hermetismo en torno a las diligencias ordenadas por el juez federal de Orán, Gustavo Montoya.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Guillermo Lopez
Guillermo Lopez · Hace 10 días

UN BALAZO EN LA NUCA A CADA UNO Y LISTO!!!!!!, qué JUsticia? Las Pelotas, hay que hacerlos ACAAAAAA!!!!!!!!


Se está leyendo ahora