En la Encuesta de Indicadores Múltiples por Conglomerados (conocida por sus siglas en inglés MICS), publicada por Unicef en 2014, se formularon preguntas a tutores de niñas y niños de entre 2 y 14 años sobre hábitos de crianza. Los resultados pueden dar algunas pistas sobre los altos índices de violencia intrafamiliar que se registran en el país, y sobre todo en el NOA.
De acuerdo al estudio, el 72,4% de los menores de hasta 14 años de edad de Argentina fueron sometidos a algún método violento de disciplina (esto incluye la agresión psicológica) por parte de las madres, padres u otros integrantes adultos del hogar. El 9,8% sufrió castigos físicos severos, pero solo el 3,7% de las personas adultas cree que se debe recurrir al castigo físico para educar.
En el noroeste del país, el 20,5% de los encuestados dijo educar a sus hijos de manera no violenta. En tanto, el 64,5% de los niños y niñas de esta región experimentó alguna agresión psicológica en su proceso de crianza, según la encuesta.
Cerca del 70% tuvo algún castigo físico y de ese porcentaje el 15% fue severo.

Peor para varones

Otros resultados de la encuesta revelan que los niños varones fueron sometidos a más disciplina (de cualquier tipo) que las mujeres.
En tanto, los menores de 14 años que viven en hogares con jefe de hogar sin educación son castigados físicamente en una proporción mucho mayor (63,4%) que aquellos con educación superior (38,5%).

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...