*

El colombiano que reclama dos hijos estuvo acusado de narco
Nadie entiende demasiado cómo es que un sujeto de nacionalidad colombiana y su esposa -supuestamente boliviana aunque ella dice ser de la misma nacionalidad que su marido- pudieron vivir al menos 5 años en Salvador Mazza, levantar dos negocios y un criadero de cerdos y enviar a varios niños que viven con ellos a la escuela, ya que todos son indocumentados.
La investigación se disparó en julio pasado cuando la nena de 7 años, en poder de la pareja, se negaba a volver a su casa por temor a las golpizas. El hecho hizo que la directora del establecimiento formalizara una denuncia luego de la cual Eugenio de Jesús Quintana fue detenido y puesto a disposición de la Justicia Penal acusado de graves cargos como supuesta privación ilegítima de la libertad y supresión de identidad.
El hombre, por pedido del fiscal Armando Cazón y con el consentimiento del juez de garantías Nelso Aramayo, recuperó la libertad, pero la jueza de Familia, Claudia Yance, avanzó con la investigación y decidió retirar del lado de la pareja a otro varoncito de la misma edad que la nena.
Cuando esto sucedió -el viernes de la semana anterior-, Quintana y su mujer se encadenaron en las puertas de la Ciudad Judicial para reclamar por la restitución del menor.
En el caso de sus hijos varones, el colombiano y su mujer no pudieron acreditar, hasta ahora, que fueran los padres biológicos. Al igual que la pareja, los nenes no tienen documentos, a lo que se suma que el gabinete psicológico del Juzgado de Personas y Familias aconsejó que los niños sean retirados del lado de la pareja.

Detenido enParaguay

A pesar de haber estado detenido por la causa de la nena, el colombiano aseguraba hasta el miércoles anterior no haber tenido ninguna deuda con la Justicia, peroEl Tribunopudo acceder de manera exclusiva a las copias de una causa que se le inició a Eugenio de Jesús Quintana en Ciudad del Este, República del Paraguay, por el delito denarcotráfico.
Según la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad), de Paraguay, el 8 de octubre de 2010 agentes federales de ese país lograron desbaratar una banda internacional con asiento en Ciudad del Este dedicada al tráfico de cocaína, uno de cuyos miembros era Quintana.
En el hecho resultaron detenidos dos hombres y dos mujeres. El informe del Senad da cuenta de que los detenidos -que traficaban cocaína en estado líquido, impregnada en hojas de libros de lectura, entre otros sofisticados métodos- fueron identificados como Carlos Alfredo Arce Ávalos (paraguayo), Luz Andrea Álvarez Duarte (colombiana), Patricia Loaiza Rosales (boliviana) y el propio Quintana. A la banda se le secuestraron dólares, reales, computadoras, celulares y hasta una caja fuerte, oculta en el barrio Las Carmelitas.
Por la documentación que llegó al Poder Judicial de Salta cobran mayor veracidad los dichos de la nena a la que la jueza Yance recuperó y destinó a un hogar de tránsito: que la madre de la menor sería oriunda de Formosa y no hija de una mujer dominicana como declaró Quintana cuando estuvo detenido.
v

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...