Ya no podía hacer frente a las tarifas de la luz y del gas en Orán y estaba al frente un niño de once años desde el 2014, cuyos padres ayudaban a solventar la iniciativa solidaria.
Pero el miércoles pasado recibieron de parte del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación una importante donación de alimentos no perecederos que le permitirá a Axel seguir adelante con este proyecto, a partir de ahora con la colaboración de la comuna, que se encargará de cubrir los gastos de verdura y carne.
Así, el comedor reabrirá sus puertas a partir de hoy, pero en el barrio Estación.
La mercadería recibida de Nación ayudará a cubrir las necesidades de otros comedores del municipio, que funcionan también en barrios vulnerables de la ciudad.
Cabe recordar que hace más de un mes, una publicación de El Tribuno hacía referencia que el "comedor de Axel" cerraba por el tarifazo y esa noticia tuvo repercusión nacional.
Después de que se informara de las dificultades económicas que atravesaba la familia Torres, cuyo hijo estaba a cargo del comedor solidario en Orán, la historia se conoció en todo el país gracias a un informe del noticiero Telenoche, e inmediatamente se libró una orden desde Desarrollo Social de la Nación para brindarle una pronta solución al tema.
De esa manera llegaron al norte, para interiorizarse de la situación, Carlos Alberto Rosso, subsecretario de Juventud de Salta, Camila Benedit y Tomás Halegua Goity, integrantes del equipo de la Subsecretaría de la Juventud nacional.
"Conocimos a Axel, emociona ver el corazón solidario del pequeño, y la dedicación de sus padres por ayudarlo a él y a los que más necesitan", expreso Rosso.
De esta manera, confirmaron desde el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación que el comedor no cerrará y Axel podrá seguir ayudando al menos a cien personas por día como lo hace desde el año 2014, cuando pidió para su cumpleaños número 9 que sus padres lo ayudaran a organizar un comedor en su propia casa para hacer frente a la pobreza que veía a su alrededor.
"Lloré mucho cuando me dijeron que no me preocupe que nos iban a ayudar", expresó el pequeño Axel, quien agregó:"Ahora podremos ayudar a más personas".
Marcia y Kelo Torres son los padres de Axel y desde aquel pedido de hace dos años lo ayudan con su deseo de llevar adelante un comedor.
Sin embargo, el tarifazo de los últimos meses está ahogando la economía familiar que se basa en un comercio a donde la boleta de abril del gas fue de $426 y la de mayo de $5.211. "Yo vendo un menú a 45 pesos. No lo puedo subir a 450 pesos, tal como me subió el gas", había dicho Kelo hace dos meses.
"No nos daban los números para mantener el comedor. Tuvimos que explicarle a Axel que las ventas bajaron un 40% y que la plata no nos estaba alcanzando", recordó el comerciante conmovido.
La mitad de la comida era la que quedaba del restaurant y la otra mitad salía del bolsillo de la familia para cumplir con el sueño del pequeño. Pero los costos no le permitían seguir con la ayuda. Ahora, Axel podrá asistir a familias de Orán.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora