El Consejo de la Magistratura citó ayer al juez federal de Orán, Raúl Reynoso, para que explique su conducta en una causa en la que habría tenido el doble rol de juez y víctima.
La noticia despertó un nuevo revuelo mediático ya que volvió a dirigir toda la atención pública sobre el magistrado que está acusado de cobrar dinero o dádivas a personas detenidas por narcotráfico a cambio de liberarlas.
Todo sumó para que sea una noticia. Reynoso fue citado por la Comisión de Disciplina y Acusación del Consejo de la Magistratura, que ayer realizó una reunión extraordinaria en la que el tema excluyente fue la causa del juez oranense. Y la reunión se hizo porque era el último día del mandato de los consejeros, que vence hoy y deberán ser nombrados.
Un punto no menor es que la Comisión no analiza las causas sino la conducta del juez.
En el edificio de calle Libertad 731 hay cuatro causas presentadas contra Reynoso. Una de ellas es por la que fue citado para los primeros días de diciembre. Entre las otras figurarían la última acusación de la Procuraduría de Narcocriminalidad y la Fiscalía Federal Nº2 de Salta, por el supuesto cobro de coimas y dádivas a narcotraficantes detenidos para otorgarles la libertad.
El caso
Reynoso fue convocado a declarar por el Consejo de la Magistratura en el marco del denominado artículo 20, que es una especie de indagatoria. Y fue llamado para que explique su rol en la causa originada en la denuncia que le hizo David Ramón Mazzuti.
La causa contra el juez federal Raúl Reynoso ya tiene ocho cuerpos. En ellos figuran los doce hechos en los que el magistrado habría beneficiado a narcos.
A fines del año pasado, Mazzuti amenazó a Reynoso, acusándolo de maltratar a su esposa, la abogada María Cecilia Barba. La letrada fue denunciada por Alfio Massimo Fichera -detenido en Orán- por un supuesto intento de cobro de 10.000 euros para pagar en el Juzgado de Reynoso a cambio de que lo dejaran libre. Esta versión fue lo que alteró a Barba y su esposo, Mazzuti, habría amenazado a Reynoso.
Según la denuncia que recibió el Consejo de la Magistratura, el juez oranense ordenó que lo detuvieran sin correr vista al fiscal federal de Orán, José Luis Bruno, y actuando en un doble rol de víctima de las amenazas y magistrado que dispone la detención de una persona.
En la causa que tramita la Comisión de Disciplina y Acusación, Reynoso es acusado de violar el deber de imparcialidad inherente a un juez, de "desplegar una maniobra" frente a una denuncia en su contra, de no haber investigado a funcionarios a su cargo, de no informar al fiscal federal sobre la detención de una persona y la producción de pruebas en una causa, y de omitir tomar declaración a un detenido dentro de los plazos previstos por la ley.
Declarará en forma oral
La citación salió ayer desde el Consejo de la Magistratura. Hasta la tarde no se había confirmado si el juez, que también tiene domicilio legal en Buenos Aires, la había recibido. Si efectivamente ocurrió la notificación (hoy se sabrá), Reynoso deberá presentarse hasta el 4 de diciembre ante la Comisión. Si la notificación se concreta hoy, la fecha tope para que declare será el 9 de diciembre.
Consultado por El Tribuno, el abogado de Reynoso, Federico Magno, anticipó ayer que su defendido "se va a presentar en forma personal y, en principio, declarará en forma oral ante el Consejo de la Magistratura", afirmó. Y señaló que podría acompañarlo en su presentación ante los consejeros.
Por otra parte, Magno dijo que entre el martes y el miércoles de la próxima semana podría definirse la fecha en la que Reynoso ampliará su declaración ante el juez federal Nº1 Julio Bavio, quien lo investiga en la causa de las coimas narcos.
"La causa tiene ocho cuerpos y como somos varios los abogados que defendemos a los imputados, aún no hemos recibido todo el expediente; estimamos que eso ocurrirá mañana (por hoy) y entonces pediremos a juez hacer la ampliación", explicó.
Declara el personal
La próxima semana declararán los 16 empleados del Juzgado Federal de Orán, en la causa en la que su titular Raúl Reynoso está acusado por el supuesto cobro de sobornos a narcotraficantes para dejarlos libre. Las declaraciones se recibirán entre el martes y el viernes y fueron citadas cuatro personas por día.
En la causa siguen detenidos cuatro abogados: María Elena Esper, René Gómez (ambos con prisión domiciliaria por tener más de 70 años de edad), Arsenio Gaona y Ramón Valor; un funcionario del juzgado de Orán, Miguel Ángel Saavedra y los hermanos César y Rosalía Aparicio.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


adrian adrian
adrian adrian · Hace 12 meses

lo que hace la ambición, sera la punta de un iceberg????


Se está leyendo ahora