El consumo de los hogares registró una contracción del 4% en el primer semestre del año con respecto al mismo período del 2015, según un reporte de la consultora Kantar Worldpanel. "Los hogares no pudieron sostener su nivel de consumo, la frecuencia siguió cayendo y el volumen se contrajo debido a que no tuvieron la capacidad de incrementar el tamaño de sus compras por primera vez desde fines del 2014", explicó Federico Filipponi, director Comercial de Kantar Worldpanel.
Consideró "muy probable que el consumo haya encontrado su piso en el segundo trimestre de este año y que el impacto en las medidas económicas resulte en un segundo semestre mejor".
El rubro más afectado sigue siendo bebidas y a la tendencia negativa se suman lácteos y cuidado personal. En todos los casos, se aceleró la caída de frecuencia de compra afectando a las categorías más prescindibles. Mientras que alimentos, infusiones, congelados y cuidado del hogar lograron mantener su volumen relativamente estable; en la mayoría de los casos desde categorías básicas en detrimento de aquellas prescindibles.
El único nivel socioeconómico que pudo sostener su consumo fue el Alto+Medio -que comprende al 22% de la población-, el resto realizó ajustes, los cuales fueron mayores a medida que se desciende en la pirámide, siendo los hogares de menores recursos los más afectados.
En cuanto a canales, los únicos que lograron crecer en este contexto fueron los Discounts (tiendas de descuento) y Mayoristas. "Los hogares están apuntando a resolver sus compras en lugares donde la propuesta es clara: mayor rendimiento del dinero", afirmó Filipponi. El Discount se fortalece en todos los niveles socioeconómicos, mientras que el Mayorista consigue clientes más leales, afectando al hipermercado.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora