Comerciantes de Salvador Mazza mantienen cortado el paso fronterizo desde la tarde de ayer en reclamo por las restricciones en los cupos para importar mercaderías y por el acotado horario de atención, de 8 a 12, de la Aduana local.
Esto genera que cientos de camiones y colectivos de pasajeros estén varados en ambos lados de la frontera, de los cuales sólo pudieron pasar poco más de cincuenta entre las 18.30 y las 19.30. Los manifestantes resolvieron ese levante para descomprimir solo un poco la situación.
Los comerciantes reclaman la nueva disposición aduanera que los obliga a inscribirse como exportadores e importadores, cuyo trámite cuesta $50.000 y esperan por ahora que el administrador de aduanas, Javier Bach, analice el petitorio planteado.
A su vez los comerciantes dicen que en las próximas horas los bagayeros se sumarán al corte en apoyo a los reclamos.
Embed
-

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia