La alza en los precios de la construcción fue uno de los ingredientes de la drástica caída que hubo en ese rubro en los primeros siete meses del año, que, según algunos datos estadísticos, empieza a revertirse en lo que resta del 2016.
De acuerdo con un reciente informe del Consejo Profesional de Agrimensores, Ingenieros y Profesiones Afines (Copaipa), desde enero a julio en Salta hubo una suba del 18% en el costo del metro cuadrado de edificación. Y si la comparación es entre julio y el mismo mes de 2015 el incremento fue del 42%.
El cálculo se realiza en base a la construcción de una casa de dos plantas de 249 mÐ. Para esa vivienda cada metro cuadrado costaba $11.188 en julio.
En tanto, una vivienda social construida por el Gobierno tenía un valor en igual período de $10.670 el metro cuadrado. El precio es menor porque esa obra cuenta con una reducción en el IVA y está exenta del impuesto a las actividades económicas.
El Colegio de Arquitectos de Salta tiene otra estimación del precio de la construcción. Para una casa de dos plantas de 184 mÐ, el precio en julio era de $14.868 por metro cuadrado. La institución calcula un porcentaje de crecimiento de los costos similar al Copaipa.

Una luz

Desde la Asociación de Fabricantes de Cemento Portland (AFCP) consignan que en agosto se revirtió siete meses de retracción en la comercialización de ese producto y en el país hubo un incremento en las ventas del 6,6%, en la comparación interanual. Con respecto a julio, el aumento fue del 23%.
En la provincia de Salta, el consumo de cemento, uno de los principales indicadores de la actividad de la construcción, fue en retroceso en la primera parte del año, al igual que a nivel nacional. En el segundo trimestre hubo una caída del 9,3% con respecto al mismo período de 2015, de acuerdo a la AFCP.
El titular del Colegio de Arquitectos, Martín Capobianco, observa un "leve repunte" a partir de julio en las edificaciones de privados. En diálogo con El Tribuno, dijo que en el primer semestre de 2016 la caída en la aprobación de planos fue del 25% con respecto al mismo período anterior.
Señaló que existe expectativa por la reactivación de la industria de la construcción local a partir de que empiece a ejecutarse las obras con los créditos de 350 millones de dólares que obtuvo la Provincia.
En la misma línea, apostó a que el Gobierno nacional retome la línea de préstamos para edificación de viviendas a través del plan Procrear, que actualmente apunta solo a la compra de propiedades.
"Desde la Nación dicen que en el próximo trimestre va salir ese plan de créditos", indicó Capobianco.
Asimismo, las primeras operaciones para la compra de viviendas a través del financiamiento de Procrear podrían a empezar a registrarse desde octubre en Salta, según adelantó a este diario el presidente de la Cámara Inmobiliaria, Juan Martín Biella.
El dirigente empresario salteño explicó que esos créditos reactivarán el mercado inmobiliario, que se encuentra prácticamente paralizado desde el año pasado.

Incertidumbre de los beneficiarios de Procrear

Las 575 familias que esperan empezar a construir sus viviendas en el predio ex Pereyra Rozas, en la zona norte de la capital salteña, siguen con la incertidumbre sobre si sus proyectos podrán concretarse.
Son beneficiarias de Procrear, pero no pueden adquirir los préstamos que ofrece ese plan nacional para la construcción de casas, porque los lotes que les fueron asignados por el Gobierno provincial aún no cuentan con los servicios básicos que exige la línea de crédito.
Los terrenos tenían que estar listos en marzo, según la promesa oficial, pero, de acuerdo a lo último que comunicaron a los adjudicatarios, las obras finalizarían el año próximo.
Por la inflación, la demora redujo el valor real de los créditos y a los beneficiarios, por cada mes que pasa, se les encarece el precio de la construcción de sus casas.
Las familias se organizaron para reclamar una actualización de los créditos y para exigir la entrega de los lotes, que tienen que pagar al Gobierno ($195.000 por cada uno).
“Pedimos una audiencia con el gobernador para que nos brinde una solución, ya que los terrenos estarían listos en nueve meses y corremos el riesgo de perder los créditos de Procrear, además que ya están desactualizados para construir”, dijo a El Tribuno María Ester Colque, una de las adjudicatarias del predio ex Pereyra Rozas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora