Los días de noviembre pasan en el almanaque con demasiada rapidez. En las escuelas los profesores apuran las tareas y las pruebas porque saben que a fin de mes deben presentar planillas y cerrar el año lectivo. Mientras los chicos, tanto de primaria como de secundaria, no ven las horas de tener días libres. Los que cursan 7º grado en la primaria y 5º año de la secundaria viven estos últimos días de una manera diferente.
Para los pequeños que apenas superan los 12, el 2016 será el inicio de una nueva etapa. Se terminó la seño y tener una sola carpeta, que los padres todavía los esperen a la salida de escuela y la reunión con los compañeritos, con los que tal vez comparten su vida desde el jardín. Para los mayores, los que están por cumplir los 18 o acaban de cumplirlos se termina el proceso escolar controlado. Muchos irán a la universidad, pero allí no contarán con la celadora esperando en la puerta para tomar asistencia. Otros saldrán a buscar trabajo para ver cómo sumar un ingreso a sus hogares.
En los dos casos estos cambios que tendrán sus vidas merecen un festejo. Se celebrarán los objetivos cumplidos y el inicio de una nueva etapa cargada de desafíos. Pero en la actualidad hacer una fiesta no es nada sencillo. Básicamente por los costos que debe afrontar una familia.
Para saber cómo debe prepararse la billetera de los padres para el evento de una cena de egresados, El Tribuno realizó un relevamientos de precios que incluye el servicio de la cena con baile, un traje o un vestido y un par de zapatos.
En cuanto a la cena, las empresas del medio coinciden en ofrecer la atención de recepción, más plato de entrada, plato principal, postre y bebidas sin alcohol, a lo que se suma la atención de trasnoche, que incluye un pernil o pizzas. El servicio, con impuestos incluidos, desde las 21 a las 5 de la mañana, tiene un costo promedio de $480 por persona.
José Díaz ENCARGADO DE SALÓN. "Las ventas para egresados comenzaron el mes pasado. Los pagos los hacen, en su mayoría, con tarjetas".
El mismo costo es para una recepción pensada para chicos de la primaria. En algunos casos el horario se modifica y es de 13 a 18. Otras empresas mantienen el horario nocturno. La razón para no cambiar el horario, aunque la fiesta sea para menores de edad, es que los chicos van en compañía de sus padres.
En cuanto los alumnos del secundario, los padres tampoco quieren perderse la fiesta. Después de todo fueron parte del proceso. Es así que padres e hijo deberán contar con $1.440 solo para pagar las tarjetas de la cena.
El paso por las vidrieras
"La mayoría de los clientes está buscando zapatos de punta cuadrada con base de goma o de suela. El precio económico de este modelo va desde 790 a 1.200 pesos. La verdad es que las ventas para egresados comenzaron el mes pasado. Los papás priorizaron a los chicos y ahora recién están comprando para ellos. Van de a poco y los pagos los hacen en su mayoría con tarjetas. Casi todos aprovechan el plan Ahora 12", detalló José Díaz, encargado de salón de una casa de venta de calzado de varones.
Al gasto de los zapatos, algunos le suman un cinto para traje, que tiene un costo de $240 y un par medias de vestir, de $90.
Algunas casas de ropa para hombres ya ofrecen los trajes básicos para la cena de egresados 2015 y proponen la oferta de un ambo, camisa y corbata a $1.300.
Para las chicas, la compra de un vestido de fiesta, corto o largo, puede significar un gasto de $800 a $1.500, de acuerdo con la tela con la que fue confeccionada la prenda, en el caso de que no sea un diseño exclusivo. Si la egresada busca algo pensado solo para ella, el vestido puede subir rápidamente de precio y superar los $5.000.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora