En pleno pico de la epidemia, el dengue provocó ayer una nueva muerte en el departamento de Orán, esta vez de una paciente derivada desde Pichanal. Liliana Canini, gerente del hospital San Vicente de Paúl, confirmó el séptimo fallecimiento en el nosocomio. Se trata de una mujer que llegó el pasado viernes derivada desde la localidad vecina.
Según detalló la profesional, la paciente presentaba un cuadro muy complicado, por lo que se la internó directamente en la terapia intensiva, pero falleció el domingo con serología positiva para dengue según el diagnóstico.
También confirmó seis internados positivos, que afortunadamente no revisten mayor gravedad y están con cuidados intensivos.
Mientras tanto, el Gobierno provincial sigue sin nombrar al nuevo titular de Epidemiología tras haber decidido el alejamiento del especialista Alberto Gentile de ese cargo. Simultáneamente y en el momento menos propicio, los trascendidos también apuntan al alejamiento del ministro de Salud Pública,Oscar Villa Nougués, determinación que tiene su eje en el mismo problema: la inacción preventiva que no frenó la proliferación descontrolada del Aedes aegypti.

Los decesos

En el recuento de los casos oficiales de muerte por dengue, la gerente recordó que el primero fue el joven Alejandro Salva, domiciliado en el barrio Patrón Costas, de Orán, quien murió en una clínica privada.
El segundo fue una mujer que llegó derivada desde Urundel. El tercer caso también fue una mujer que, si bien residía en la ciudad de Orán, fue trasladada en forma urgente desde Los Toldos a donde había ido a visitar a familiares.
La cuarta víctima fatal fue derivada desde Colonia Santa Rosa; la quinta fue una mujer de 61 años derivada desde una clínica privada oranense y la sexta y séptima fueron pacientes derivados desde Pichanal.

Una epidemia anunciada

Como ayer publicó El Tribuno, el Programa Nacional de Control de Vectores en Salta ya había anticipado en febrero que el 30% de las viviendas en Orán estaban infestadas por larvas de Aedes aegypti. Y para que una comunidad no tenga epidemia o tenga mínimo riesgo, el nivel de infestación debe ser inferior al 1%.
Así lo reiteró el responsable del programa, Mario Zaidenberg, quien fue contundente al respecto: "Tanto el Ministerio de Salud Pública como la Municipalidad de Orán conocían ese relevamiento vectorial".
Ya en ese momento preocupaba la situación de la enfermedad, más aún cuando la encuesta la hizo el mismo personal oranense y, obviamente, se informó a las autoridades.
Sin embargo, y con seis muertos hasta la semana pasada, el operativo de descacharrado y limpieza recién se hizo el jueves último. Solo en ese día se sacaron unas 1.200 toneladas de elementos en desuso, reservorios ideales para el mosquito.
"La gente sabe las medidas preventivas, pero el desafío ahora es transformar el conocimiento en acción. Y debe hacerse todo el año", concluyó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...