Cualquier ciudadano que roza el Milagro queda inmediatamente impregnado de su gran poder, recargando su fe y alimentando su esperanza.
Hace algunos días, cámara en mano, fuimos al epicentro de la fe, la catedral, y allí nos topamos con muchas personas sumergidas en este clima particular. La idea era recopilar momentos, pensamientos, anécdotas y rostros de fieles que ponen, en las manos del Señor y de la Virgen del Milagro, sus deseos y peticiones más personales. Cada historia era un milagro, cada milagro una promesa, cada promesa un recuerdo marcado en la vida de esos individuos.
Embed
Al charlar con cada uno presentamos la siguiente pregunta: ¿Cuál es el Milagro que usted espera para el mundo? Muchos se sorprendieron ante la magnitud de la consigna, pero no dudaron en sus respuestas: pan, trabajo, salud, esperanza y tolerancia.
Demostraron que la solidaridad del salteño extiende la provincia y que su oración no tiene barreras nacionales.
El Tribuno quiere compartir la mística del Milagro con quienes no la conocen o la tienen lejos a través de estos testimonios. Esperamos que disfruten el video.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Encuesta

¿Estás de acuerdo con que los baños sean mixtos en las oficinas públicas y comercios?

Importante ahora

cargando...