El despertar de la Justicia

Humberto Echechurre

El despertar de la Justicia

La Justicia, a veces llega tarde pero siempre llega, sino pregúntenle al juez Thomas Griesa, hoy más cerca de bajar el martillo para la deuda argentina con los bonistas y cerrar un capítulo más en la larga lista de incumplimiento que caracterizó al país.
Hace 84 años, uno de los hombres más poderosos de Chicago que había asesinado, chantajeado y estafado fue condenado por evasión fiscal. "Yo creo que Napoleón fue el más grande gángster de la historia. Pero como todos no sabía cuando llegaría el final", dijo Al Capone tras leer su biografía. Y al igual que el francés cumplió su pena en una isla, pero no la de Elba, sino la de Alcatraz.
Esta introducción no tiene nada que ver con las personas que incluyo en este breve relato, pero destaco coincidencias en el grado insignificante de las causas porque los procesaron.
En los últimos días la Justicia obvió la Feria Judicial y actuó en consecuencia. Milagro Sala estuvo detenida tras haber sido denunciada por "instigación a cometer delitos y tumultos en concurso real" por el acampe de la Red de Organizaciones Sociales frente a la gobernación jujeña. Las causas más graves: asociación ilícita, sospechas de malversación y cobro indebido de $28.000.000 deberán esperar.
Amado Boudou empezó mal el 2016, aunque él afirmó que no teme ir preso. El juez Norberto Oyarbide, salió de su letargo y procesó al exvicepresidente por haber aceptado dádivas (Ricardo Jaime fue un maestro porque con más de 30 causas judiciales todavía sigue libre). Boudou no pagó un viaje en avión por US$ 5.500 dólares y otro en helicóptero de apenas 35 dólares.
Lo insólito es que la resolución de Oyarbide, teniendo en cuenta que es un caso de corrupción, fijó un irrisorio embargo de apenas $ 1.000. Por eso Boudou está tranquilo, al margen de lo que suceda con la causa Ciccone, que lo compromete mucho más.

¿Qué te pareció esta noticia?

Compartí

0

Te puede Interesar

Comentá esta Noticia