Aunque haya cambiado oficialmente el paradigma del Día de la Raza por el Día de la Diversidad Cultural, desde el Estado poca actividad se ha hecho este último 12 de octubre en nombre de los pueblos originarios, por quienes se ha provocado esta transformación fundamental. Aun en España, los festejos de allá llamado Día de la Hispanidad, han sido controversiales y desde el mismo Estado se cuestionó su continuidad en un mundo cruzado por los conflictos de raza y religión; y por los propios, donde cada región pide por su autonomía política.
En una provincia como Salta, donde la cantidad de pueblos originarios es la mayor de toda la Argentina, tampoco se pudieron ver los rostros de la diversidad social y cultural que la enriquece, en medio de tantas caras de candidatos. Una ocasión para visibilizar nuestros pueblos milenarios, que oportunamente quedó a oscuras.
En España hay dudas
Lo que hasta no hace mucho fue una reafirmación de nacionalidad en España, este último 12 de octubre mostró la existencia de tremendas divisiones conceptuales. Igual, se hizo un acto con desfile militar con la presencia del rey Felipe VI. Por su parte, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, escribió en Twitter: "Vergenza de Estado aquel que celebra un genocidio, y encima con un desfile militar que cuesta 800.000 euros". No fue la única: el alcalde de Cádiz, José María González, se sumó a los reproches: "Nunca descubrimos América, masacramos y sometimos un continente y sus culturas en nombre de Dios. Nada que celebrar", tuiteó. La exhibición del músculo armado español recordó que justamente el "descubrimiento" de América también se hizo con las armas.
Lo que hubo
En varios textos de rigor científico sobre el tema como los estudios de Cook/Borach, "Ensayos sobre Historia de la Población: México y el Caribe" se calcula que hubo 25 millones de muertes de originarios en México central y 9 millones en las poblaciones taínas de las Antillas. Richard Konetzke en "América Latina II, La Época Colonial" contabiliza unos 60 millones de muertos en Sudamérica como consecuencia de la "conquista". Para el antropólogo brasileño Darcy Ribeiro, en el momento en que los conquistadores europeos arribaron a América existían en el continente aproximadamente 70 millones de aborígenes. Pero un siglo y medio después, solo habrían quedado unos tres millones y medio de indígenas.
En el continente americano las cifras oficiales hablan de 29 millones de indígenas identificados en la actualidad (sin EEUU y Canadá), aunque hay quien eleva el número hasta los 39 millones (es el caso del Programa México Nación Multicultural de la Universidad Autónoma de México, que incluye a EEUU y Canadá) e, incluso, a los 50 millones (Fondo Indígena para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas de América Latina y el Caribe).
Un acontecimiento de la historia universal
Aunque todos los indicios materiales aseguran que el continente ya había sido visitado por navegantes de Medio Oriente, vikingos e incluso chinos, la historia oficial señala al 12 de octubre de 1492 como la fecha del "descubrimiento" de lo que pasó a llamarse "América". Ese día, Cristóbal Colón tomó posesión de las nuevas tierras por mandato de los reyes Isabel y Fernando de Castilla y Aragón. La expedición había partido del puerto de Palos dos meses y nueve días antes y, tras cruzar el Atlántico, llegó a las Bahamas. El descubrimiento constituye uno de los momentos fundamentales de la historia universal y el encuentro de dos mundos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


octavio graco
octavio graco · Hace 13 meses

Vicente, agradece que no llegaron los inlgeses por que sino no quedaba un indio (como hicieron en USA), no se puede ver con criterio actual lo que sucedió hace mas de 500 años, es una tontería y una perdida de tiempo,lo que si concuerdo con vos es que muchos dirigentes utilizan esto para enarbolar "una supuesta bandera de lucha " con lo cual ellos mismo crean todas estas corrientes ideológicas anti-nacional para llamar la atención o poder pedir recursos al estado y que ello mismo se lo fuman!. Muchas personas con poco criterio siguen a estos giripollas y su pseudo-doctrina.

Vicente Leo
Vicente Leo · Hace 13 meses

Más que un cambio de paradigma aquí lo que se cambió es el nombre del acontecimiento porque tanto la denominación actual como la anterior sirven para lo mismo, recordar aquel día que Colón y los suyos avistaron por vez primera las costas de este continente. Lo que vino después es otra cosa, cuya interpretación está cargada de subjetividades e intereses. Es cierto que la población nativa descendió bastante, no sé si las cifras que menciona el cronista son ciertas, pero de serlas, debió haber aclarado que se produjeron masivamente por las enfermedades que trajeron los conquistadores, para las que los indígenas carecían de defensas por no haber estado nunca antes en contacto con ellas, y no por matanzas selectivas como las protagonizadas por la policía chaqueña en Napalpí (19 de julio de 1924) o el ejército de USA en Wounded Knee (29 de diciembre de 1890) o en Sand Creek (29 de noviembre de 1864), podrían seguir muchos ejemplos más incluso actuales, pero vayan estos solo de muestra. En estos temas hay mucha hipocresía, son precisamente las clases dirigentes latinoamericanas descendientes de los conquistadores españoles quienes, hablando como si ellos fuesen los pueblos originarios, le enrostran a España haber diezmado la población de América en realidad causada por la viruela y en menor medida por las guerras de sus antepasados.


Se está leyendo ahora