El día que el país no estuvo crispado

Armando Frezze

El día que el país no estuvo crispado

Ha sido el día de este año más esperado por la ciudadanía, cualquiera fuese el candidato de su preferencia. Aunque tenía sus fantasmas. Lo ocurrido en Tucumán el 9 de agosto era un antecedente agorero. Por eso desde 1983 la de ayer fue la elección más controlada de todas, por las autoridades y por la gente.
Pero no ocurrieron cosas raras, los comicios transcurrieron pacíficos en todo el país. A media mañana ya habían votado casi todos los principales candidatos, en un clima de tranquilidad cívica generalizada.
A las 13 hs., cuando los Pumas cantaban el Himno Nacional, la elección continuaba su desarrollo con normalidad y sin sobresaltos. El sitio del medio oficialista Página 12 informaba que en todos el país ya había votado un tercio el padrón, poco más de diez millones de ciudadanos, "con tranquilidad y sin inconvenientes". En Salta a media tarde ya lo había hecho poco más de la mitad de los ciudadanos empadronados y bajo iguales circunstancias.
En esos momentos el sitio web del diario español La Vanguardia decía que "Los argentinos votan hoy con normalidad. Los temores sobre posibles irregularidades expresados en las últimas semanas por la oposición no se vieron reflejados, hasta el momento, en hechos". Tampoco los hubo después. Cerrados a las 18 hs. periodistas, jefes de campaña, apoderados de los distintos frentes y analistas coincidieron en calificar a los comicios como ejemplares y sin grandes conflictos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Compartí

0

Te puede Interesar

Comentá esta Noticia