El dilema de las "M"

Humberto Echechurre

El dilema de las "M"

Si Máximo Kirchner consigue el despacho en el Congreso que hoy está en el centro del debate sería un milagro, tanto como que la figura de Milagro Sala salga indemne luego de la mediática exposición que la llevó a ocupar la portada de los diarios, por cuestiones no vinculadas a su tarea social.
Extrañando esos tiempos cuando, por portación de apellido y una agrupación que creció al amparo de un poder absolutista y omnipotente, Máximo y Milagro, hoy ven que la realidad es todo lo contrario, aún en aquellos temas que parecían intocable e inmodificable.
Los muchachos de La Cámpora tomaron por la fuerza un despacho (que en el caso de un hotel sería un 5 estrella) porque entendieron que le pertenecía a Máximo Kirchner y querían evitar que se lo asignaran a otro legislador que no formara parte del mismo espacio. Luego de un escándalo público, la puerta de la oficina finalmente quedó cerrada con una faja de clausura y permanece custodiada por gente de seguridad. El otro acampe fue en la provincia de Jujuy para pedir por la liberación de su líder Milagro Sala, que ya lleva más de una semana detenida. La dirigente, cuando vio que la cosa venía en serio, aflojó con la huelga de hambre y ahora espera la definición de la Justicia con más causas que los hermanos Lanatta.
Máximo y Milagro están obsesionados por la letra "M" porque sus futuros ante el paso del tiempo dependen de la próxima jugada de Monzo, Emilio, presidente de la Cámara de Diputados y de Morales (no Víctor Hugo, sino el gobernador de Jujuy, Gerardo), que mostraron con mano dura que a pesar de aquellos que utilizan la violencia como el común denominador de sus actos, aún se puede gobernar con el apoyo de la Justicia. Finalizando con la letra "M", mientras Mauricio Macri, apuntala a Massa para el PJ, el "Perro" Santillán desnudó el Modelo Mafioso de Milagro en la provincia de Jujuy.

¿Qué te pareció esta noticia?

Compartí

0

Te puede Interesar

Comentá esta Noticia