Juventud Antoniana no puede fallar más en su carrera, no tiene permitido resignar más puntos y menos en condición de local. A cuatro fechas del final del tetradecagonal, el santo de Alberto Pascutti ya comienza a mirar de lejos a los punteros y no le queda otra que ganar todo lo que tiene por delante y rezar para que caigan los que están por encima suyo en la tabla. De lo contrario el objetivo primordial de la primera plaza de ascenso se diluirá totalmente, lo que, si bien no significará el apocalipsis total, teniendo en cuenta que luego se rearmarán los cuadros entre los que pelearán por el segundo cupo a la B Nacional, no dejará de ser un golpe para un equipo que prometía otra cosa en el reducido y que tiene la vara de la exigencia colocada muy alto.
Para recibir a los santiagueños, el gran dilema del entrenador será cómo rearmar el doble cinco, teniendo en cuenta que Héctor López sigue suspendido (debe purgar dos fechas más) y que Matías Ceballos vio la roja en San Luis por un acto de irresponsabilidad. Gustavo Ortiz, quien no desentonó en la igualdad ante los puntanos, seguramente será una fija entre los once. Jorge Serrano, que quedó súbitamente afuera del encuentro con Juventud Universitaria por una dolencia, también es una alternativa en caso de recuperarse a pleno.
El santo necesitará equilibrar y compensar sus ausencias.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Encuesta

¿A cuál de los dos le tenés más fe para esta temporada del Federal A?

A Juventud Antoniana
A Gimnasia y Tiro
A ninguno de los dos
ver resultados

Importante ahora

cargando...