Embed
El Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) publicó a través de las redes sociales un video sobre cómo dieron muerte a dos hombres capturados en Libia bajo la acusación de ser espías del Sahwat ("Las Milicias del Despertar", combatientes sunitas aliados a EEUU).
Dicha escena muestra cómo uno de los rehenes fue obligado a cavar su propia tumba antes de recibir un disparo de escopeta en la cabeza. Y el otro fue arrastrado por una ruta de asfalto con las piernas atadas al chasis de una camioneta.
Pese a que recibe duros golpes en Siria por los ataques de la coalición antiterrorista y de Rusia, el grupo yihadista Estado Islámico ha ganado terreno y extendido su influencia en el norte de Africa. La difusión de estas nuevas imágenes funciona como una especie de recordatorio al mundo de que aún permanecen en Libia.
El martes pasado fuerzas islamistas en la capital libia Trípoli arrestaron a un importante líder del ISIS llamado Murad al Hasi, más conocido como Al Sabaa.
Al Sabaa fue hallado en un edificio en la ciudad oriental de Derna, donde se desarrollan hasta ahora intensos combates entre milicianos islamistas de los grupos Maylis al Shura y Zuar de Derna con miembros del ISIS. "Al Sabaa es acusado de varias ejecuciones del ISIS en Derna. Además, es un ex presidiario de la cárcel de la ciudad de Bengasi", dijo la fuente.
Libia es un Estado víctima de la guerra civil y el caos desde que en 2011 la comunidad internacional apoyó el alzamiento rebelde contra la dictadura de Muammar Khadafi. Desde las últimas elecciones, el poder está dividido entre dos gobiernos, uno cesante instalado en Trípoli y otro reconocido por la comunidad internacional con sede en Tobruk, a los que apoyan distintos grupos islamistas, señores de la guerra, líderes tribales y contrabandistas de petróleo, armas, personas y drogas. Aprovechando el conflicto, grupos yihadistas afines al ISIS y a la organización Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) han aumentado su influencia en el país.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora