Luego de que se conociera que habían aparecido varios peces muertos en el lago del parque San Martín, desde la Municipalidad se informó ayer que el problema se relaciona con la falta de oxígeno y la turbiedad del agua.
La aparición de peces flotando en la superficie empezó a llamar la atención de los vecinos a principios de esta semana. Luego de un relevamiento, especialistas detallaron que el estado del agua había afectado a los animales.
"Técnicos de Biodiversidad de la Secretaría de Ambiente concurrieron al parque San Martín de la ciudad de Salta debido a una alerta de la Policía. Encontraron en el lugar, peces flotando en el lago", difundieron ayer desde la Municipalidad.
Según se detalló, luego de recorrer el lugar y analizar la situación, se determinó que debido a la cantidad de material en suspensión sobre el agua, la turbiedad y la escasa profundidad, la temperatura del lago subió considerablemente.
"Esta eventualidad provocó que las diferentes especies ictícolas debieran asomarse a la superficie en búsqueda de oxígeno", detallaron desde la Municipalidad.
Los técnicos recomendaron, para revertir la situación, activar chorros de agua a presión en la zona del puente del lago. Esta medida hizo que mejorara la calidad del agua en esta parte. También se surgió colocar bombas en otras áreas para solucionar el problema.
Los técnicos de la Secretaría de Ambiente transmitieron a sus pares de la Municipalidad de Salta las acciones a llevar adelante en estos casos, además de recomendar la toma de muestras de agua periódicamente.
Participaron del relevamiento, además del técnico inspector de Ambiente, miembros de la Policía Ambiental y un veterinario de la Municipalidad de Salta.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Re KennethU
Re KennethU · Hace 10 meses

Creí que los surtidores que se ven en la foto, aparte de lucir bien ayudaban a oxigenar el agua. Por lo demás lo que dice Mónica está muy bien.

Monica Cassels
Monica Cassels · Hace 10 meses

También tendrían que sembrar plantas acuáticas oxigenadoras del tipo empleado en peceras. , y camalotes y lechuguitas de agua en la superficie para absorber con sus grandes raíces esponjosas los nutrientes que alimentan a las algas microscópicas que enturbian el agua. Todas estas plantas son muy baratas y se multiplican rápidamente, requiriendo sólo un ocasional raleo para evitar que cubran toda la superficie del lago. Así mejoraría notablemente la estética de la zona, y la salud de todos los animales que dependen de ese bonito espejo de agua.


Se está leyendo ahora