El cadáver de uno de los hijos del ex militar y político Aldo Rico fue encontrado en su departamento del barrio porteño de Palermo y los investigadores procuraban determinar ayer las causas de su muerte, informaron fuentes policiales. El hecho fue descubierto el viernes alrededor de las 19 por el mismo excarapintada, quien se acercó hasta la vivienda, situada en la avenida Luis María Campos al 1100, luego de intentar comunicarse sin éxito en repetidas ocasiones con su hijo Nicolás. De acuerdo con el relato de las fuentes, el exintendente de San Miguel ingresó con un juego de llaves para emergencias y halló el cuerpo de su hijo en el suelo del dormitorio, luego de lo cual se comunicó con la seccional local para solicitar ayuda. Los médicos que se presentaron en el lugar constataron que había fallecido, en tanto que peritos de la Policía Federal que trabajaron en el lugar no encontraron signos de violencia que pudieran hacer pensar que la muerte haya sido provocada por un tercero en un contexto violento. Los voceros dijeron en la víspera que en el lugar tampoco hallaron drogas ilegales ni elementos con los que pudo haberse autoagredido. Consultado por los médicos forenses, Aldo Rico informó que su hijo era diabético e insulinodependiente, y esa es una de las principales hipótesis de los pesquisas. De todas formas, la Justicia interviniente ordenó la realización de la autopsia para determinar, de forma fehaciente, las causas del deceso.
El propio Aldo Rico confirmó la trágica noticia del deceso. "Sí, se murió. No voy a hacer más comentarios", le dijo a la prensa.
Rico y Crocco estuvieron casados cerca de 40 años. La pareja se separó en 2002 y en 2014, Rico se casó con la abogada y dirigente política Marisa Guilanea, con quien convivía desde hacía 12 años. De esa relación nació su cuarto hijo, José María.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora