Se llevan adelante las refacciones del histórico fuerte de Cobos, en Campo Santo (General Güemes). Las tareas incluyen mejoras de la fachada y un trabajo integral de mantenimiento de la edificación, luego de años de abandono.
Todo debe quedar listo para que mañana se conmemore allí el abrazo entre el entonces gobernador de Salta, general Martín Miguel de Güemes, y el general Juan Martín de Pueyrredón.
Dicho encuentro posibilitó la planificación de acciones defensivas en la guerra de la Independencia y las futuras deliberaciones del Congreso de Tucumán.
Años de descuido
Por su valor arquitectónico e histórico, el fuerte de Cobos fue declarado Monumento Histórico Nacional en 1941.
Las tareas de mantenimiento de la construcción deberían haber sido una constante para evitar su deterioro.
"Ahora el fuerte está pintado, manteniendo su fachada original, pero no siempre fue así. Estuvo años con las paredes escritas, con las maderas de sus puertas dañadas con trinchetas, tapado de basura, usado para cualquier cosa menos para conocer la historia. Daba pena", expresó el concejal local Nicanor Terraza.
Al ser un monumento histórico nacional, es la Nación la que debe hacerse cargo de su cuidado. "Mantenerlo es muy caro, el municipio no está en condiciones de hacerlo. Al ser monumento nacional no tenemos injerencia como municipio, todo lo decide la Nación, pero hasta ahora nunca se hicieron cargo. Esperemos que las cosas cambien a partir de ahora", concluyó el edil.
Un poco de historia
El encuentro entre Pueyrredón y Güemes brindó las garantías necesarias a los representantes de las Provincias que participaban del Congreso de Tucumán, donde se firmó, días después, la declaración de la Independencia.
Un centinela
El fuerte de Cobos se construyó alrededor de 1690, con la finalidad de brindar seguridad a la colonial ciudad de Salta, ante el avance de los aborígenes provenientes del Chaco, que querían invadir esos territorios, que habían pertenecido a los diaguitas.
Fue emplazado sobre la margen derecha del río Mojotoro, en una ladera de 800 metros de altitud, para poder anticipar los posibles ataques.
En un principio fue un puesto de avanzada y vigilancia muy modesto, con muros de adobe.
En dos oportunidades el general Manuel Belgrano se hospedó allí. La primera fue el 26 de agosto de 1812, cuando se produjo el éxodo de Jujuy en retirada hacia el sur.
Y la última fue el 14 y 15 de febrero de 1813, cuando se dirigía a Salta, donde libraría la batalla del 20 de Febrero.
Durante la guerra de la Independencia, el fuerte de Cobos fue ocupado alternativamente por fuerzas patriotas y realistas hasta 1822.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Juan de Dios Ugalde
Juan de Dios Ugalde · Hace 5 meses

Juan Martín de Pueyrredón! No se llamaba Juan Manuel! Era Juan Martín!!!!! Debo felecitarlos a Güemes esta vez lo han escrito bien, no como en repetidas oportunidades que escriben GEMES ! Una vergüenza para un diario salteño! Corrijan el error. Y por favor que sus empleados, quienes sean los responsables, observen tantos errores y ignorancia de quienes escriben en vuestro diario.

Juan de Dios Ugalde
Juan de Dios Ugalde · Hace 5 meses

Sr. Jefe de redacción o a quien corresponda: No se puede admitir que un periodista o quien escriba en un diario, tengan tantas "burradas", errores y horrores de ortografía, sin ningún estilo de redacción, etc. Un medio gráfico debe ser una herramienta que aparte de informar, forme opinión, y también sea una herramienta de la cultura y la educación, fomente la lectura. la escritura y la redacción de forma correcta, Los saludo a Uds. con el mayor de mis respetos.

Juan de Dios Ugalde
Juan de Dios Ugalde · Hace 5 meses

Sr. Jefe de redacción o a quien corresponda: No se puede admitir que un periodista o quien escriba en un diario, tengan tantas "burradas", errores y horrores de ortografía, sin ningún estilo de redacción, etc. Un medio gráfico debe ser una herramienta que aparte de informar, forme opinión, y también sea una herramienta de la cultura y la educación, fomente la lectura. la escritura y la redacción de forma correcta, Los saludo a Uds. con el mayor de mis respetos.


Se está leyendo ahora