Hoy, a las 8.33 y durante 14 segundos, repicaron las campanas de la parroquia San Francisco Solano.
Es la hora en la que hace un año se produjo el temblor de 5.9 grados en la escala de Richter, y que marcó un antes y un después en El Galpón. Para todos fue un momento estremecedor, pero el pueblo decidió recordarlo con una jornada de penitencia y solidaridad.
"Fue un día muy especial en el que seguramente cada uno revivió el momento, pero lo acompañó con fe y esperanza", dijo el intendente de la localidad, Federico Sacca.
"Nos estamos recuperando, con mucho esfuerzo vamos cumpliendo objetivos y prácticamente no quedan inmuebles apuntalados. Hemos llegado con ayuda a la mayor parte de las familias cuyas casas fueron afectadas", destacó el jefe comunal.
Sacca, a sus 42 años es intendente de El Galpón desde diciembre pasado y sus proyectos y prioridades cambiaron abruptamente luego del temblor de 2015. La situación es difícil porque el sismo afectó, en mayor o menor medida, al 80% de las viviendas.
"Seguiremos trabajando unidos para que El Galpón supere completamente lo que provocó el sismo y comience a crecer", dijo el intendente.

Jornada de penitencia

Como pueblo mayoritariamente religioso, el día de penitencia se iniciará a las 7 con una adoración al Santísimo en el patio de la parroquia San Francisco Solano, que quedó destrozada y se demuele lo poco que quedó en pie para construir un templo nuevo en el mismo lugar.
El programa de actividades fue preparado por la iglesia, la Municipalidad, el hospital, la Policía, instituciones educativas e intermedias.
Incluirá un gesto solidario para el cuerpo de bomberos voluntarios que está en formación en El Galpón. "Queremos recaudar $150.000, teniendo en cuenta que la localidad tiene 7.000 habitantes y cada uno puede aportar $21,50. Esto va a ser en la plaza central de 9 a 18.30. El destino de los fondos será la adquisición de una motobomba, un tanque e indumentaria para equipar a cuatro bomberos", dijo el sacerdote Eduardo Pastrana a El Tribuno.
A las 18.30 se hará una procesión por las calles del pueblo con la imagen del patrono, San Francisco Solano, mientras que a las 20 se oficiará una misa en la gruta de la Virgen de la Medalla Milagrosa, en el barrio Congreso.
En la mañana y tras las campanadas, se hará un minuto de silencio. "Va a ser una jornada penitencial en la que vamos a reflexionar y a orar todos juntos para que El Galpón se siga recuperando", ratificó el sacerdote.

El recuerdo

En pocos segundos, hace un año, un temblor de 5,9 provocó caos y horror en El Galpón, localidad del departamento de Metán. Hubo casas y comercios destruidos, daños totales en la escuela Magdalena Gemes de Tejada y en la parroquia, además de caída de paredes y agrietamientos. El sector más afectado fue el centro.
Los peores momentos se vivieron en una vieja casona en la avenida Eva Perón 280, frente a la terminal de ómnibus. Lamentablemente, allí falleció Alberta Flores, quien estaba en su cama y los escombros prácticamente la sepultaron. Era una docente de 94 años que se jubiló como directora de la escuela de La Población de Ortega. El cariño y respeto del pueblo hará que hoy sea especialmente recordada.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia