Con el trámite parlamentario demorado en el Senado, el gobierno de Mauricio Macri decidió ayer proponer cambios al PJ para destrabar la ley de reforma política que creará el sistema electoral de boleta única electrónica (BUE). Ofrecerá al peronismo una 'redacción razonable' en la ley, que garantice un recuento digital de votos, seguro y secreto, cuya tecnología se decidirá junto con la Cámara Nacional Electoral (CNE).
Además, dejará abierta la puerta para que, en el caso de que no se llegue a una aplicación simultánea de la BUE en todo el país, se contemple la posibilidad de que en algunos distritos se utilice el tradicional sistema de boletas en papel. Pero se garantizaría el nuevo sistema en la provincia de Buenos Aires.
Esta nueva negociación con el peronismo se definió en una reunión de alto nivel en la Casa Rosada que encabezó el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y en la que participaron su par de Modernización, Andrés Ibarra; el secretario de Asuntos Políticos, Adrián Pérez, y el jefe de asesores presidenciales, José Torello. Estaban, también, el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo; el titular de la Comisión de Asuntos Constitucionales de la Cámara de Diputados, Pablo Tonelli, y la diputada Silvia Lospennato.
En la reunión se acordó permitir en la redacción de la ley que si no se llega a tiempo, el sistema de la BUE no se aplique necesariamente en el 100% de las provincias. El PJ plantea la gradualidad y para esos casos se ofrecería como plan de contingencia el sistema de las boletas de papel.
Además, el Gobierno aprobaría otros cambios que propone el PJ para que Diputados pueda sancionar la ley antes del 30 de noviembre y poder aplicar el sistema.
Otros puntos
Plan B: La ausencia de un plan de contingencia ante la eventualidad de que el sistema falle o la conectividad impida usarlo.
Cupo femenino: El proyecto salió de Diputados con una cláusula de paridad de género que amplia el cupo a las elecciones partidarias.
Opciones para las PASO: La idea sería limitar el universo de selección a candidatos que hayan participado de las PASO.
Implementación gradual: Macri pretende que se vote en todo el país con el nuevo sistema. El FPV pide una aplicación gradual.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora