Relanzar las relaciones bilaterales que estuvieron dañadas durante el kirchnerismo, avanzar hacia acuerdos de seguridad y lucha contra el narcotráfico y establecer una agenda comercial común. Con estas premisas se dará hoy el encuentro entre el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y su par argentino, Mauricio Macri, en la Casa Rosada.
El presidente norteamericano arribaba a la madrugada a Buenos Aires en el Boeing 747 Air Force One junto con su esposa, Michelle, sus dos hijas y una comitiva de más de 850 personas. Desde hoy a las 10.30 y hasta mañana al mediodía Obama se dispone a encarar una visita oficial al país, que contemplará el encuentro con Macri, una visita a la Catedral, un encuentro con jóvenes emprendedores y con empresarios y un homenaje en el Parque de la Memoria a las víctimas de la dictadura militar a 40 años del golpe.
Obama llegará en medio de una conmoción mundial por los atentados terroristas que ocurrieron ayer en Bruselas y sacudieron al mundo. Por este motivo, la seguridad del presidente norteamericano y las fuerzas de seguridad argentinas decidieron redoblar los controles en todos los lugares donde estará Obama, es decir, tanto en Buenos Aires como en Bariloche.
No estaba prevista hasta anoche una reunión del presidente de Estados Unidos con las autoridades de la AMIA para dialogar sobre la lucha contra el terrorismo mundial, aunque fuentes de la Casa Rosada dijeron a LA NACION que la secretaria de Estado para América latina, Roberta Jacobson, se reunirá en la mutual judía mañana precisamente para intercambiar opiniones sobre el avance del terrorismo y la causa judicial por el ataque que sufrió la AMIA en 1994.
En el Gobierno hay fuerte expectativa ante la visita de Obama ya que la última vez que estuvo un presidente norteamericano fue en 2005, cuando George W. Bush participó de la Cumbre de las Américas en Mar del Plata y Néstor Kirchner lo cruzó duramente con Hugo Chávez por el proyecto de libre comercio para la región (ALCA) que traía bajo el brazo. Este cortociuito con Estados Unidos permaneció en los dos mandatos de Cristina Kirchner. Ahora los tiempos cambiaron, y con la llegada de Macri, la Casa Rosada confía en mejorar sustancialmente el vínculo con Washington.
El gesto
La canciller Susana Malcorra dijo que el gesto del viaje del presidente Obama a la Argentina 'es muy importante para nosotros porque muestra el interés y la prioridad que la administración de Estados Unidos ha puesto en la gestión del presidente Macri'. De hecho, la fecha de la visita resultó toda una sorpresa para el Presidente ya que no se esperaba que fuera tan pronto y mucho menos luego del histórico viaje a Cuba.
El encuentro de Macri y Obama comenzará hoy a las 10.30. Ambos mandatarios tendrán una reunión a solas en el despacho presidencial y luego se sumarán los ministros para la firma de los acuerdos bilaterales que se darán en materia de seguridad, infraestructura, energía, comercio y ciencia y tecnología (ver aparte). El embajador argentino ante Estados Unidos, Martín Lousteau, dijo que se acordará un esquema para agilizar el trámite de visas para los argentinos que viajen a Estados Unidos pero no será el Visa Waiver.
Se estima que hacia las 13 Macri y Obama brinden una conferencia de prensa conjunta en el Salón Blanco. Luego el presidente norteamericano se trasladará a pie hasta la Catedral metropolitana. Allí se espera que Obama rinda un tributo al general José de San Martín y que haya un gesto de agradecimiento al papa Francisco por sus gestiones por la recomposición de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba. Este mensaje se mantiene en reserva.
Por la tarde
Por la tarde, Obama irá a la Usina del Arte, en La Boca, donde se reunirá con jóvenes emprendedores y luego estará en el predio de la Rural para sumarse al encuentro de más de 1000 empresarios que organizó la Cámara de Comercio de Estados Unidos en la Argentina. Hacia las 20.30 Macri le ofrecerá una cena de honor a Obama en el Centro Cultural Kirchner con 500 invitados. Mañana ambos presidentes harán un acto en el Parque de la Memoria con la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, para conmemorar el 40° aniversario del golpe militar. Desde allí Obama partirá a Bariloche para descansar con su familia y por la noche regresará a Washington.
Reclaman que cancele el viaje a la Argentina
Los candidatos presidenciales del Partido Republicano de Estados Unidos le exigieron ayer al presidente, Barack Obama, que suspenda su gira por Cuba y la Argentina y regrese al país o viaje a Bruselas. Obama desestimó el reclamo, al afirmar que 'la premisa del terrorismo es intentar perturbar la vida de la gente'.
Obama abrió su histórico discurso en La Habana ofreciendo sus condolencias al pueblo belga, y prometiendo todo su apoyo al primer ministro, Charles Michel, para combatir el terrorismo. La Casa Blanca no modificó ni un milímetro la agenda del mandatario, que incluyó un partido de béisbol en Cuba antes de viajar a la Argentina.
Ted Cruz y John Kasich, contendientes republicanos a la presidencia, urgieron a Obama a dejar Cuba y regresar al país para ponerse al frente de la ofensiva contra el terrorismo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia