El gobierno británico está preocupado por la educación de las nuevas generaciones en su círculo familiar. Es por eso que ofrecerá cursos para que los padres "aprendan" o "mejoren" su rol educador frente a sus hijos.
Así lo anticipa el semanario The Observer, donde se informa que el primer ministro David Cameron presentará el lunes su plan. "Es evidente que (los niños) no vienen con instrucciones pero ¿es normal que tengamos tan pocas recomendaciones?", dice el discurso de Cameron que avanza The Observer.
De acuerdo a la publicación, la mayor preocupación apuntaría a los sectores populares. "Hemos avanzado mucho. Hemos desarrollado el seguimiento a domicilio tras el nacimiento. Pero sólo concierne las primeras semanas y meses. ¿Qué pasa más tarde, cuando empiezan los problemas de comunicación, de comportamiento, de disciplina?", añade le primer ministro. El plan del gobierno prevé repartir vales a las familias más pobres para que puedan acudir a los cursos aunque Cameron quiere que el programa se dirija a todas las clases sociales.
The Observer recuerda que un plan similar puesto en marcha tras los disturbios de 2011 y dirigido a familias desfavorecidas fue un fracaso. En total participaron 2.956 personas (sólo un 9% de hombres), muchas menos de las 20.000 que se esperaban, y el programa costó 1.088 libras (1.450 euros) por persona.


¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora