*

El Gobierno está apurado por la reforma penal juvenil
El ministro de Justicia, Germán Garavano, afirmó ayer que el Gobierno quiere llevar "lo antes posible" al Congreso la reforma del sistema penal juvenil, pero aclaró que "si no se logran consensos" el debate del tema quedará para después de las elecciones legislativas de octubre.
Al anunciar semanas atrás la intención de reformar el régimen penal juvenil, Garavano había asegurado que la intención era tratar el tema en el Congreso después de los comicios, pero tras abrir el último jueves las reuniones multisectoriales en las que se discutirá el proyecto no descartó que pueda producirse antes.
"Se acordó trabajar intensamente durante febrero, tratar de construir consensos y llevar el proyecto al Congreso lo antes posible. Si los consensos no se logran se verá de analizarlo después de las elecciones", afirmó el ministro de Justicia en declaraciones radiales.
El funcionario sostuvo que el primer encuentro de la mesa de trabajo encabezada por los ministerios de Justicia y de Seguridad de la Nación para la reforma fue "auspicioso", y agregó: "Estamos muy entusiasmados. Participó mucha más gente de la que teníamos previsto. Hay muchos puntos de consenso y se generaron ocho grandes ejes sobre los que versará el proyecto de ley".
Garavano explicó: "Se intentará poder tener en el transcurso de marzo concluidas estas reuniones y después estará la posibilidad de generar estos acuerdos políticos y lograr reformar esta ley, que es una demanda de la sociedad y una deuda de la política con la gente".
Por su parte, el senador nacional del PJ-FPV Rodolfo Urtubey, que participó de la reunión del último jueves, se refirió a la posibilidad de bajar laedad de imputabilidadde 16 a 14 años, uno de los puntos principales de la discusión, dado que Unicef (que también participa del debate) está en contra. Al respecto, Urtubey -máximo referente del bloque mayoritario del Senado en cuanto a temas judiciales- consideró que "se puede bajar la edad de imputabilidad si es que el régimen penal juvenil es lo suficientemente justo y le da primeras garantías al menor". No obstante, el senador por Salta destacó la coincidencia entre los distintos sectores en que "hay que sancionar un régimen penal juvenil en la Argentina para que los menores puedan tener un proceso justo con medidas alternativas que permitan resolver su situación o alejarlos del delito".
El jueves, Garavano anunció que se había acordado un "programa de abordaje" con "ocho mesas de trabajo" que discutirán durante todo febrero los aspectos principales para el nuevo régimen.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...