El precio de la garrafa para el consumidor final cuenta a partir de ahora con un valor máximo para venta al público. El envase de 10 kilos tendrá un precio de $ 87,78, que al sumarle el 10,5% de IVA, son $97 para la garrafa de gas licuado de petróleo (GLP). La novedad es que este tope fue establecido a través de una resolución de la Secretaría de Recursos Hidrocarburíferos de la Nación, que se publicó hoy en el Boletín Oficial. Los precios máximos se establecieron también para la garrafa de 12 y 15 kilos, que costarán 116,4 y 145,5 pesos.
En todos los casos, el precio máximo de referencia rige para todo el país, y no incluye el servicio de envío a domicilio.
El texto oficial también estableció un tope de precio para los fraccionadores y los distrbuidores para los tres envases. "Es un mercado muy complicado: hay muchos especuladores y hay reventa, una práctica que termina complicando al consumidor", aseguraron fuentes del Ministerio de Energía y Minería.
Y esta situación de reventa afecta a los sectores de clase baja, ya que deben utilizar garrafa porque no tienen acceso a la red de gas. En algunas localidades, la garrafa de 10 kilos se consigue por $140, un 44% más. "Es el mismo valor de abril del año pasado. En los comercios se paga alrededor de 100 pesos", dijo Roberto Forelli, dueño de una distribuidora de garrafa de gas cordobesa. Si algún comercio no cumple con este tope máximo, deberá denunciarlo a Defensa al Consumidor.
Luego de las subas en las tarifas de gas, el Gobierno aclaró que la garrafa social se sigue otorgando sin cambios de precios para los beneficiarios del Plan Hogar: se subsidian $77 de los $97 que sale la garrafa de 10 kilos.
Son beneficiarios de este plan aquellas personas cuyas viviendas no están conectadas a la red de gas natural y tienen ingresos mensuales menores a tres veces el Salario Mínimo, Vital y Móvil o a tres si habita un discapacitado.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora