El presidente Mauricio Macri le pedirá hoy a los 100 grandes empresarios que colaboren para frenar la escalada inflacionaria, mientras alista el plan para lanzar mercados concentradores con precio más bajos que en los comercios convencionales.
Se tratará de una de las batallas más duras que deberá enfrentar el Gobierno junto a la que en algún momento tendrá que librar contra la inseguridad, después de finalmente sacar al país del default técnico con el pago a los holdouts tras una colosal emisión de 15.000 millones de dólares en bonos.
Macri le anticipó a la prensa que lo "enoja mucho" que sus expares, los hombres de negocios más importantes de la Argentina, no colaboraron como él hubiera esperado para frenar la recesión a la que parece dirigirse la economía y, en cambio, ajustar bruscamente los precios en góndolas.
Voceros del Gobierno confirmaron en la víspera que el cara a cara del jefe de Estado con dueños y gerentes de grandes compañías será a las 18 en la Quinta residencial de Olivos.
En tanto, el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, adelantó que en esa oportunidad Macri "va a exponer el estado de situación de la economía a pedido de los empresarios", mientras les pedirá inversiones.
"Necesitamos el esfuerzo de todos, sobre todo de los que más oportunidades tienen", sostuvo, en declaraciones radiales, al tiempo que resaltó la "necesidad de generar nuevos puestos de trabajo" en la Argentina. El ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay, había estimado que la inflación se ubicaría entre un 20 y 25 por ciento y durante las últimas horas se mostró confiado de poder alcanzar ese número.
Sin embargo, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, admitió la semana anterior que "probablemente" se deba "revisar la proyección".
Las estimaciones privadas apuntan a una cifra que se ubica entre el 37 y 40 por ciento, lo cual está muy por encima de lo calculado por el Gobierno.
Por su parte, el Indec volverá a difundir datos oficiales de inflación el próximo 15 de junio, con la publicación de la variación en el costo de vida de mayo, un mes en el cual el Gobierno espera ver una desaceleración en los precios y reflejará parcialmente el "tarifazo" en servicios públicos.
Finalmente, Jorge Triaca expresó: "A esta reunión entre el presidente Maurico Macri y los empresarios le tengo mucha fe y pienso que tendrá una final feliz. Todos debemos aportar nuestro granito de arena para que tengamos una Argentina como soñamos. Un país estable y con un buen control de precios".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Juan Perez
Juan Perez · Hace 7 meses

los empresarios van a hacer lo mismo de siempre, asentir en la reunión y después hacen lo que quieren, los empresarios argentinos solo hacen caso cuando los controlas, Macri debería saberlo mejor que nadie, si el hace lo mismo desde que nació

Ernesto Ordoñez
Ernesto Ordoñez · Hace 7 meses

¿Como? ¿Empieza esta batalla sin haber terminado la que combate a la gente? No es bueno tener dos frentes de batalla; primero debe terminar de exterminar a los Argentinos y despues seguir con esta.


Se está leyendo ahora