Horas antes de que el bloque de gobernadores del PJ reclame en la Casa Rosada más recursos para sus provincias, el presidente Mauricio Macri decidió girar casi 4000 millones de pesos a varios distritos.
A través de sendos decretos publicados en el Boletín Oficial, el jefe de Estado brindó "asistencia financiera" a siete provincias, de las cuales la mayoría no irán a la reunión de este mediodía con el ministro de Interior, Rogelio Frigerio.
Macri otorgó fondos a Córdoba, Jujuy, Mendoza, Chubut y Santa Fe. También benefició ayuda a Neuquén y Entre Ríos, cuyos mandatarios están confirmados como asistentes al encuentro en Balcarce 50.
Un día después de visitar Córdoba, Macri benefició al gobernador Juan Schiaretti con 800 millones de pesos. El decreto 248/2016 lleva también las firmas del jefe de Gabinete, Marcos Peña, y del ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay.
Mendoza, gobernada por el aliado Alfredo Cornejo, embolsó $ 1000 millones (Decreto 250/2016), mientras que el jujeño Gerardo Morales sumó $ 500 millones a las arcas provinciales (Decreto 249/2016). Mario Das Neves recibió $ 250 millones (Decreto 251/2016), mientras que al socialista santafesino Miguel Lifschitz le otorgó $ 600 millones (Decreto 252/2016). Mendoza, gobernada por el aliado Alfredo Cornejo, embolsó $ 1000 millones (Decreto 250/2016), mientras que el jujeño Gerardo Morales sumó $ 500 millones a las arcas provinciales (Decreto 249/2016). Mario Das Neves recibió $ 250 millones (Decreto 251/2016), mientras que al socialista santafesino Miguel Lifschitz le otorgó $ 600 millones (Decreto 252/2016).
Macri también tuvo un gesto para dos mandatarios peronistas que acompañarán el reclamo a la Casa Rosada: al neuquino Omar Gutiérrez le otorgó $ 500 millones (Decreto 253/2016) y al entrerriano Gustavo Bordet, $ 300 millones (Decreto 254/2016).
Según los decretos, los fondos serán reintegrados dentro del mes de su otorgamiento o durante el ejercicio fiscal mediante la retención del producido de los impuestos coparticipados. El argumento oficial es que las provincias beneficiadas están impedidas "de atender financieramente los compromisos más urgentes derivados de la ejecución de su presupuesto de gastos y amortización de deudas".
Cambiar la coparticipación es la base del reclamo de los mandatarios del PJ, que el sábado en San Juan firmaron un petitorio para exigir la devolución del 15% que la Nación les retiene desde 1992 para la Anses. En el rosario de pedidos también están: una nueva distribución de recursos, la reactivación de obras públicas y el pago de deudas previsionales.
Además de Gutiérrez y Bordet, hasta ayer estaban confirmados a la reunión en Casa Rosada los gobernadores Juan Manuel Urtubey (Salta), Alicia Kirchner (Santa Cruz), Gildo Insfrán (Formosa), Sergio Casas (La Rioja), Juan Manzur (Tucumán), Lucía Corpacci (Catamarca), Claudia Ledesma Abdala de Zamora (Santiago del Estero), Carlos Verna (La Pampa), Domingo Peppo (Chaco), Rosana Bertone (Tierra del Fuego), y Sergio Uñac (San Juan). A última hora Alberto Weretilneck, de Río Negro, informó que no irá porque recurrió a la Corte hace pocas semanas y esperará la vía judicial.
El martres Macri aprovechó su visita a Córdoba para intentar calmar a los gobernadores peronistas. "El debate por una nueva ley es una gran deuda pendiente", dijo el jefe del Estado, pero condicionó la ayuda: dijo que no ayudará "a los que no hagan las cosas bien".

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora