Tras la convocatoria del Gobierno a la audiencia pública para debatir la tarifa de gas, como lo había pedido la Corte Suprema de Justicia, Marcos Peña adelantó que podrían reformular el tope al 400% a la suba del servicio para los usuarios residenciales. Actualmente este techo no está vigente, ya que el máximo tribunal dejó sin efecto de manera parcial el fuerte aumento que había dispuesto el Ejecutivo. "Vamos a plantear el primer cuadro tarifario abriendo un espacio de diálogo para ver todas las mejoras", dijo el jefe de Gabinete. El funcionario reconoció que el tope de 400% "tuvo que ver con una subestimación de un abril y un mayo muy fríos, y que generó una franja de aumentos muy grandes".
El funcionario reconoció que el tope de 400% "tuvo que ver con una subestimación de un abril y un mayo muy fríos, y que generó una franja de aumentos muy grandes".
Peña dijo que "no hay que subestimar la complejidad del teme energético" que el Gobierno trató de resolver, pero que esto "no se puede hacerlo de un día para el otro". Sobre el fallo del máximo tribunal insistió en que el Ejecutivo tuvo en cuenta la "gradualidad" a la hora de hacer las subas -tal como planteó la Corte- ya que "el 65 por ciento de la tarifa sigue siendo subsidiada por el Gobierno nacional", en declaraciones a Cadena 3.
"Ahora que ha parado la emergencia climática nos permite pensar si ese límite es el mejor esquema para la gradualidad. Tiene la ventaja que pone un tope y tiene la desventaja de que puede ser injusto para quien consume más. Es un tema que hay que discutir y vamos a discutirlo", dijo Peña.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora