El Gobierno trató ayer de desmentir una investigación periodística de El Tribuno que reveló negocios incompatibles con la entrega de cheques diferidos a proveedores del Estado, pero lo que logró fue el reconocimiento y la confirmación de la irregularidad. Desde el Grand Bourg emitieron un comunicado que se publicó en un portal oficialista, incluso antes de que llegara el parte de prensa oficial. El Tribuno difundió un informe que demostró cómo oficinas públicas operan para que las empresas que recibieron cheques diferidos del Estado tengan que cambiarlos en ciertas entidades.
Desde octubre del año pasado, el Gobierno empezó a emitir cheques diferidos para mayo, julio o agosto, es decir a pagar hasta en 10 meses. Los proveedores sufren un doble perjuicio por los efectos de la inflación en ese lapso, pero además por el descuento del cheque en la entidad que el Gobierno "recomienda", donde deben cambiarlos. Aval Federal es la empresa "bendecida" por el Gobierno y aplica hasta un 34% de interés. La maniobra fue impulsada desde el Ministerio de Economía, entonces a cargo del actual jefe de Gabinete, Carlos Parodi.
Comunicado
En un parte de prensa que se envió 48 horas después de la publicación de El Tribuno, el Gobierno trató de contrarrestar la contundencia de la investigación periodística.
"La Tesorería de la Provincia eroga mensualmente, en promedio neto de sueldos, más de ochocientos millones de pesos ($ 800.000.000,00) para así cumplir con las obligaciones contraídas por las diferentes áreas de Gobierno, utilizando para ello diversas modalidades de pago, de acuerdo a las proyecciones financieras, incluida la cancelación mediante la emisión de cheques de pago diferido. Una vez entregados los valores, ante la conformidad de los proveedores y/o contratistas, resulta de exclusiva potestad de los mismos el destino y la aplicación que le pudieran dar, encontrándose, para el Estado, cancelada la deuda", sostiene el comunicado. Nunca explicaron la existencia de negocios incompatibles, ni el papel que cumple Aval Federal, como tampoco la recomendación o el direccionamiento a proveedores para que cambien esos papeles en esta Sociedad de Garantía.
Doble perjuicio
Los proveedores del Estado se ven ampliamente perjudicados en una maniobra en la que el Estado se financia con pagos diferidos, poniendo en riesgo a las empresas que prestan los servicios.
La demora en los pagos afecta el funcionamiento normal de las firmas que se ven obligadas a aceptar el descuento de un monto que se llevan las financieras. Los proveedores deberían cobrar por su trabajo en tiempo y forma y sin ninguna maniobra que afecte la continuidad de una fuente de empleo.
¿Por qué el Estado paga hasta en 10 meses si no tiene problemas financieros?
¿Por qué direcciona el descuento de los cheques en Aval Federal?

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Encuesta

¿Estás de acuerdo con que los baños sean mixtos en las oficinas públicas y comercios?

Importante ahora

cargando...