El economista salteño Eduardo Antonelli dialogó con El Tribuno sobre el endeudamiento de la administración provincial con la colocación de letras del Tesoro Provincial. Dijo que con esta medida queda en evidencia que la Nación cortó el grifo de transferencia de fondos. Y agregó: "El Gobierno tuvo un mal diseño de los gastos, ha desatendido aspectos críticos como la inversión en infraestructura y la inversión social, que es básicamente educación y salud".
La Provincia se volverá a endeudar, esta vez con la emisión de letras del Tesoro Provincial ¿Cuál es su posición al respecto?
Sé lo que salió en algunos medios, no tuve un mayor acceso a la información. Quiero que quede claro. Pero por lo que trascendió, el endeudamiento es a tasas muy elevadas y la causa es porque la Nación le ha cerrado el grifo a la Provincia, claramente, por cuestiones políticas. En estos doce años se ha visto que las provincias dependen de la buena voluntad de la Nación, violentando dos aspectos. Primero tiene hay una norma constitucional que dispone una nueva ley de coparticipación y, segundo, a la ley existente, que tampoco se cumple ya que la Nación maneja arbitrariamente los recursos que coparticipa y los que no. A las provincias que están alineadas las atiende y a las que no, no. Como el gobernador estuvo tomando distancia del Gobierno nacional, le han cortado las transferencias o se la retacean. Entonces, frente a eso, la Provincia apela a esta alternativa.
Como el gobernador tomó distancia de la Nación, le han cortado las transferencias o se la retacean.
La cuestión es para qué se destinan los recursos, ¿gastos corrientes o inversión?
Siempre es deseable que el Gobierno aplique una parte muy importante del gasto a la inversión. El Gobierno tuvo un mal diseño de los gastos, ha desatendido aspectos críticos, como la inversión en infraestructura y la inversión social, que es básicamente educación y salud. En cambio, ha privilegiado el gasto corriente. El gasto en personal, en particular, ha crecido a tasas que superan holgadamente el incremento de la población. La desproporción es absoluta entre el gasto corriente en detrimento de la inversión pública tanto social como física, que incluye obra pública, viviendas, infraestructura, desages, caminos, energía. Estas son fundamentales para el desarrollo de la provincia.
Frente a este problema estructural de este Gobierno, se le suma el nuevo alineamiento que está intentando Juan Manuel Urtubey, porque obviamente ve venir que hay un cambio, y hay un giro en materia de política que significa la ruptura con el kirchnerismo. Y bueno, eso lo está pagando toda la provincia, porque evidentemente si el Gobierno se endeuda es porque no tiene recursos, más allá de que hubo un diseño equivocado en cuanto a darle importancia al gasto corriente en contra del gasto de inversión. Pese a ello, la Provincia venía con sus cuentas equilibradas y ahora se han producido estas situaciones que evidencian que la Nación está mezquinando los fondos
¿Cuándo es aconsejable recurrir a programas de emisión de letras del Tesoro Provincial?
Claramente estos programas se pueden justificar, aunque no a la tasas que aparentemente tendrá que pagar la Provincia. Cuando es para inversión, no es grave la emisión de letras del Tesoro Provincial, es como que uno puede solicitar un crédito para hacer una ampliación de la vivienda, para pintarla o refaccionarla, esta bien. Pero ahora si pedimos un crédito para hacer un asado, la cosa cambia. Porque nos comemos el asado y después hay que pagar el crédito. En cambio si lo hacemos para mejorar la casa, tenemos un pasivo, que es el crédito, pero tenemos un activo más valorizado, que es la casa que tiene una mayor capacidad de reventa porque la estamos mejorando. En el orden de las provincias y la Nación pasa lo mismo. Si nosotros vamos a sacar un crédito para pagar los sueldos, el mes que viene hay que liquidar de nuevo, entonces que hacemos ¿Hay que sacar otro crédito? No, no es así la cosa.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora