Los afiliados de la Asociación de Trabajadores de la Sanidad (ATSA) se preparan para un nuevo aniversario. Mañana, el gremio de la sanidad cumplirá 81 años. Esta entidad fue creada con el objeto de asegurar la defensa gremial, social y cultural de los más de 15 mil trabajadores salteños que tiene la actividad de la salud. Abel Ramos, actual secretario general, expresó ayer a El Tribuno que en este último período se vieron reflejadas las obras realizadas gracias al trabajo "mancomunado" entre los afiliados y la dirigencia gremial.
Durante la administración de Ramos se realizaron importantes construcciones edilicias. Dos hoteles, uno en Cafayate y otro en Salta capital; un complejo polideportivo en zona norte, donde todos los hijos de los afiliados y los jóvenes de la zona son contenidos y alejados de la droga y el alcoholismo; la sede del gremio y además dos instituciones educativas. Se trata del colegio Madre Teresa de Calcuta para nivel inicial, primario y secundario y el instituto Ramón Carrillo, que capacita y forma a los trabajadores de la salud.
"Yo creo que el gran desafío que están esperando con mucha atención nuestros trabajadores es la finalización de la clínica. La situación de accesibilidad al sistema de salud es imposible para los trabajadores salteños", expresó Ramos. Y agregó: "La infraestructura ya está terminada, solo falta comprar el equipamiento que es carísimo".
El secretario general de ATSA contó que el establecimiento va a tener toda la infraestructura necesaria, en la que se podrán hacer resonancias, tomografías, análisis bioquímicos, cirugía general y contará con todas las especialidades médicas. "Está clínica,viene a solucionar los problemas que hoy los trabajadores salteños tenemos. Este inconveniente que tiene el sistema privado de salud lo vamos a solucionar nosotros con nuestra propia infraestructura y consultorios médicos", detalló.
Ramos está al frente del sindicato desde hace 28 años y muchas fueran las cosas que se consiguieron. "Nosotros cuando llegamos al gremio no teníamos absolutamente nada. Me acuerdo que teníamos una casita de adobe en la calle Ituzaingó entre Mendoza y San Martín", recordó.
"Cuando nosotros asumimos la dirección del gremio, el 70% de los trabajadores de la salud eran empíricos. Muchos de ellos eran auxiliares de enfermería, ahora en su mayoría son profesionales".
Paritarias y mejoras
"El salario es otro problema grave que tiene el trabajador de la salud. Favorablemente en Salta hemos conseguido un buen aumento salarial en la parte estatal aunque no es suficiente. Hemos pasado el 32%", expresó Ramos.
El gremialista aclaró que en julio volverán a discutir los salarios. "Estamos con la postura de conseguir por arriba del 35%. Es muy importante la lucha reivindicativa de nuestros trabajadores. Permanentemente estamos peleando por el salario, pero también por la defensa de nuestros trabajadores y los derechos que tienen", agregó. Ramos contó que se reunirá con el ministro de Salud Pública, Oscar Villa Nougués, para trasladarle todas las preocupaciones del sector. "Hay una necesidad imperiosa de solucionar la falta de recursos humanos, que es un problema grave", expresó. Y completó: "Hay algunas áreas de atención primaria de la salud que están descubiertas, eso es delicado. Es por eso que le vamos a pedir que se cubran".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...