Finalmente y después de múltiples pedidos realizados al Gobierno de la provincia, el Sindicato de Trabajadores de la Industrialización Privada de Gas y Petróleo se puso al hombro el reclamo de varias empresas de servicios del sector que se encuentran en un compás de espera, con trabajadores suspendidos o despedidos por una única razón: la falta de inversiones por parte de las empresas que se quedaron con las concesiones otorgadas por Salta y otras, como Pluspetrol, que explota desde hace más de 25 años el yacimiento Ramos, que hasta hace algunos años era el segundo productor de gas de la Argentina después del neuquino Loma La Lata.
La situación tiene visos de dramatismo no solo por la falta de inversiones en el norte de Salta sino por la tibieza con que la Secretaría de Energía de la provincia viene manejando el tema. Es a este organismo al que le correspondía exigir a las empresas que se quedaron con varias áreas de exploración y explotación, la presentación de un plan de inversiones y la concreción de los mismos. Pero hasta el momento nada sucedió, más allá de los reclamos de los 140 trabajadores de la prestadora Perterser, de General Mosconi, al que se sumaron representantes de los desocupados, de extrabajadores de YPF y delegados de la destilería de Campo Durán.
La semana que pasó, el gremio de los trabajadores petroleros que integran la federación nacional le propuso al Ministerio de Trabajo de la Nación una convocatoria a las secretarias de Energía de Salta y Jujuy y a la cámara que nuclea a las empresas del sector, para que pongan blanco sobre negro y expliquen cuáles son las razones por las que no se presentan los planes de inversión en las diferentes áreas.
Facultados para negociar
Alberto Romero, secretario del gremio de los petroleros de Salta y Jujuy y secretario legal de la federación nacional, explicó que "el viernes 29 de abril hemos celebrado una asamblea en Salta en la que analizamos un informe pormenorizado de la situación en las dos provincias, pero haciendo foco en el departamento San Martín. Para hablar con certezas hicimos un desglose de cómo están los trabajos pendientes de ejecución, tanto de las empresas que tienen concesiones otorgadas por la provincia de Salta y otras que recibieron la concesión muchos años antes, por parte del Estado nacional, como es el caso de Pluspetrol".
En ese sentido, el gremialista explicó que la asamblea "falcultó a la comisión directiva para que realicemos una presentación ante el Ministerio de Trabajo de la Nación para que el organismo nacional convoque a las secretarías de Energía de las provincias de Salta y Jujuy, a Enarsa, a la CEP (Cámaras de Empresas Petroleras) y a las empresas independientes que no están incluidas en ninguna cámara como Petro Ap, High Luck y Magdalena, con el fin de que avancemos en encontrarle una salida a la situación que se vive en el norte y particularmente en el departamento San Martín. Si el precio del petróleo en Argentina está a 62 dólares y el del gas en boca de pozo llegó a los 4,2 dólares no hay más excusas para no invertir", consideró.
Las provincias, responsables
Romero consideró que "para que esto se materialice, la responsabilidad es de la Secretaría de Energía de cada provincia. Salta y Jujuy deben exigirles a las empresas que hagan las inversiones y definitivamente cumplan con los proyectos pendientes".
Y volvió a mencionar que uno de los temas "que tenemos que plantear puntualmente es el de la empresa Pluspetrol, operadora del yacimiento gasífero Ramos. En este caso en particular tenemos una empresa que hace 8 años que no hace ninguna inversión, que no ha creado ni un solo nuevo puesto de trabajo pero sigue sacando gas los 365 días del año. Y cada vez que le planteamos que ejecute los proyectos pendientes nos responden que la responsabilidad es de YPF por ser la socia mayoritaria del paquete accionario".
El sindicalista precisó, además, que "nuestra intención era plantear medidas drásticas si no se obtienen respuestas, pero en este momento estamos en conciliación obligatoria reclamando un aumento salarial para los sectores Yacimiento, Refinería y Distribución".
"Una vez superadas esas instancias vamos a seguir insistiendo para que todos los sectores -gobiernos provinciales, nacional y empresas- actúen para que entre todos alcancemos las soluciones que estamos esperando y que no son objetivos imposibles de alcanzar, sino todo lo contrario, ya que están dadas todas las condiciones para que las empresas inviertan y no solo no se produzcan más despidos sino que la industria entre en un período de reactivación", consideró.
Conciliación obligatoria
Tanto la Federación Nacional de Empleados del Petróleo como los sindicatos que la conforman en cada región se encuentran en plena negociación por un aumento salarial y en el caso del sindicato norteño por un nuevo convenio colectivo de trabajo, particular con la refinería de Campo Durán.
Los petroleros consideran que el aumento para el primer semestre no puede bajar de un 20% y de un 16% para el segundo semestre. La federación y los gremios se encuentran en conciliación obligatoria.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora