Hace nueve años que Ileana Quiroga (35) vive en Walldorf, estado federal de Baden-Wurtemberg (Alemania), con su marido alemán, Ralph. Se conocieron en Salta.
Él trabaja en el sector informático y ella estaba empleada en un comercio de bijouterie para niños en un shopping. Juntos tuvieron a Maximilian (2 años y ocho meses).
Esta familia de tres miembros transcurría apaciblemente sus días en esa pequeña ciudad, muy particular porque sus viejas calles se entremezclan con un sector que es sede de empresas de alta tecnología. Pero se avecinaba el temporal. Ileana comenzó a sentir malestar físico. Un dolor de cabeza fuerte y moretones de terrible aspecto que le salían por pequeños roces fueron las manifestaciones reveladoras de una terrible enfermedad: leucemia mieloide aguda.
El 19 de noviembre de 2015 la salteña empezó a recibir sesiones de quimioterapia. Aunque al principio todo indicaba que el tratamiento químico había dado resultado, los médicos le dijeron en junio de este año que debía esperar tres meses más para celebrar un triunfo sobre la leucemia. Transcurrió el período pautado y nuevos análisis confirmaron que el cuadro clínico era el mismo que al principio. "Ahora estoy de nuevo con el problema, pero ya necesito un dador de médula ósea. Hasta el momento no hallaron ninguna 'alma gemela' en el registro universal de dadores de médula ósea, por ello apuntan a mi mamá, Norma Avendaño (56), y a mis hermanastros", contó Ileana.
"Alma gemela" se denomina a aquel donante "milagroso" no emparentado por la sangre con el paciente y cuya probabilidad de hallazgo es de 1 entre 40 mil potenciales donantes.

De qué se trata

La leucemia mieloide aguda (por acute myeloid leukemia AML) tiene un nombre ominoso. El término "aguda" significa que puede progresar rápidamente y también que, si no se trata, es probable que resulte fatal en pocos meses. El término "mieloide" se refiere al tipo de célula del que se origina esta leucemia. La leucemia mieloide aguda se inicia en la médula ósea (la parte interior blanda de ciertos huesos, donde se producen las nuevas células sanguíneas), pero en la mayoría de los casos pasa rápidamente a la sangre. Algunas veces se propaga a otras partes del cuerpo, incluyendo los ganglios linfáticos, el hígado, el bazo, el sistema nervioso central (el cerebro y la médula espinal) y los testículos, en el caso de los hombres.
"No quiero saber muchos detalles, pero sé que me someteré a un procedimiento agresivo para mi cuerpo y decisivo para mi vida. Después, puede haber rechazos o me puede dar diabetes. Sé que es una lucha constante y tengo un largo camino...", suspira Ileana durante una extensa charla con El Tribuno.
Esta dura prueba que Ileana está enfrentando además revolvió una herida que ella creía cicatrizada. Su padre biológico nunca la reconoció y tiene medio hermanos a los que no conoce, pero que podrían ser potenciales donantes. El límite de edad ideal del donante es 55 años y la madre de Ileana lo supera por uno. Por ello los médicos cifraban su esperanza en que estos parientes sanguíneos distanciados de la salteña tuvieran voluntad de hacerse la prueba. "Dicen que mi padre biológico tiene diabetes y por ello estaría descartado. Jamás tuve contacto con ellos y sé que la historia está bastante oculta. No somos todos iguales y no discuto las decisiones de las personas. Lo único que le digo a mi mamá es que tiene que preservar su salud y venir a pasar con nosotros la Navidad, y si yo ya estuviera internada en la clínica que la pase con mi gordo y mi marido", comenta Ileana.
Ella siente que su vida está llena de remezones, pero también decidió entregarse entera a la recuperación de su salud. Mientras, intenta adelantarse a las experiencias que le esperan a su hijo en 2017. En la sala de 3 a la que Maxi irá los dejaron hacer la adaptación. "Espero estar el año que viene y llevarlo al jardín, pero no sé... Estoy protegiéndolo todo lo que puedo de mi enfermedad", dijo Ileana.

Dolor y responsabilidad

“A veces pienso ‘Ay, Dios mío, hay tantas guerras y gente que anda matando sin pensar y ¡yo valoro tanto la vida!’. Por qué a mí me pasa esto con este nene tan pequeño al que no traje al mundo para que me lo cuide otro. Él va a tener daños psicológicos si crece sin la mamá”, se desahoga Ileana. A continuación se pregunta el por qué de la falta de solidaridad de su padre biológico y de la escasez de donantes de médula ósea registrados. Hasta principios de este año en Salta había solo 1.200 registrados y la cifra es insignificante considerando que el 75% de los enfermos no encuentra un donante compatible en su familia y debe recurrir a una persona no emparentada.
Ileana, ironías del destino, vive en una ciudad en la que el 100% de los habitantes está registrado. “La gente le teme a las punciones”, define. Sin embargo, el procedimiento mediante el cual se extraen las células, una vez confirmado que el código genético de paciente y donante son 100% compatibles, dura entre 1 y 3 horas. Existen dos técnicas: una punción mediante la cual se extraen células de la médula ósea en la parte posterior de los huesos pélvicos, bajo anestesia peridural o general.
Y la citoaféresis, que no requiere anestesia y es muy similar a una donación de sangre. En ella se hace circular la sangre obtenida de la vena de un brazo del donante a través de unas máquinas denominadas separadores celulares. En ellas se recogen las células madre y el resto de la sangre es devuelta al donante a través de la vena del otro brazo.
Ileana deja un mensaje final para restituir los lazos filiares y familiares: “Sé de personas que crecieron con un hueco en el corazón de decir quién es mi mamá o quién es mi papá y yo crecí así. Cuando era el Día del Padre yo qué hacía con el regalo, se lo daba a un tío. Por eso pido que reconozcan a los hijos”.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Enrique gustavo Alanis Domioguez

Si alguna persona sabe como ponerse en contacto con Ileana, por favor comentar en esta nota

Paola Galle
Paola Galle · Hace 21 días

Ileana ojalá encuentres pronto un donante y puedas ver crecer a tu hijo... Confía que así será... Un abrazo desde Salta.

rosanna bello
rosanna bello · Hace 22 días

Una vez más mi pedido al gobierno: por qué no facilitar las cosas para potenciales donantes? por qué no realizar las extracciones primarias en hospitales como los de Orán o Tartagal para el correspondiente estudio de las muestras? Interesados en ser donantes hay muchos pero hay que disponer de tiempo y capital para el traslado a Salta capital. POR QUÉ NO ALIVIAR Y AGILIZAR TODO ESTE PROCESO CON SÓLO AUTORIZAR LAS EXTRACCIONES EN HOSPITALES EN CABECERA DE DEPARTAMENTOS?

Enrique gustavo Alanis Domioguez

hola somos gustavo y carolina, somos Salteños pero vivimos hace 14 años en España, y viendo la nota decidimos ver si podías colaborar para hacernos la prueba, tenemos 54 y 49 años, pero no sabemos como es el protocolo nos gustaría ponernos en contacto Ileana.


Se está leyendo ahora