La Navidad fue especial en el hogar de ancianos San José. Los festejos se hicieron con un almuerzo ya que los abuelos se acuestan temprano a descansar. Los acompañó la bendición del párroco Osvaldo Climent, quien destacó la calidad de vida que tienen los ancianos que viven en la institución. Recientemente una nueva inspección de el Pami confirmó el buen estado de las instalaciones, las comodidades y hasta la calidad de la comida que reciben, que incluye una dieta sana y variada.
"Nuestros abuelos a las 21 ya están durmiendo. Por eso felicito a la comisión directiva que les ha brindado este hermoso almuerzo navideño, en un clima hermoso, de compañía, alegría y con exquisiteces", dijo el padre Climent. "Este hogar, en forma permanente va teniendo mejoras con mucho esfuerzo, para el cuidado de nuestros ancianos que son la memoria de nuestra historia. Una comunidad que venera a sus ancianos, reconoce su identidad", señaló el sacerdote.
Del almuerzo participaron miembros de la comisión directiva, colaboradores y el secretario de Gobierno de la Municipalidad, Sebastián Otero.
"Hemos compartido una Navidad muy especial en el hogar compartiendo una comida y haciendo entrega de regalos a los abuelitos y a los que trabajan en la institución", dijo Rita Peralta, presidenta de la comisión directiva del hogar San José.
"Quiero agradecer a Verónica Vera que puso su servicio de catering para brindar el mejor almuerzo, incluso con números de baile y música para que disfruten todos los que viven y trabajan en el hogar. Hay que destacar la tarea diaria de toda la comisión directiva y del equipo que pone lo mejor de sí para que nuestros ancianos tengan una buena calidad de vida en nuestra institución", destacó.
Este hogar fue creado en el año 1973 y se encuentra ubicado en la histórica villa que lleva el nombre del santo patrono de la localidad del sur provincial. Actualmente viven en sus cómodas instalaciones ocho abuelos varones y cuatro mujeres. Además hay cuatro no residentes que buscan sus alimentos en forma diaria.
En el lugar trabaja un equipo de voluntariado y otro técnico de profesionales, entre los que hay un médico, psiquiatra, nutricionista, asistente social, fisioterapeuta, podólogo, peluquera y enfermera, entre otros. Los abuelos reciben todo lo que necesitan y tienen una muy buena calidad de vida y atención, gracias al esfuerzo de la comisión directiva y de sus colaboradores, y quienes quieran acercar su ayuda y colaboración pueden sumarse a esta loable actividad.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora