El día después del serio incidente en el balneario Carlos Xamena siguieron las repercusiones. El acusado de haber tocado a una menor en la pileta negó rotundamente la acusación y seguirá detenido. Hoy será el turno de que declare la niña de 11 años.
En diálogo con el canal Somos Salta, Luján Sodero, fiscal de Delitos Contra la Integridad Sexual, informó: "Vino a declarar el acusado y negó rotundamente los hechos. Dijo que estaba con su familia en el lugar".
La fiscal contó que el hombre señaló que "de repente se dio con que la gente lo estaba atacando". También dijo que no conoce a la niña.
Sodero señaló también: "Tenemos la planilla prontuarial de él, tiene antecedentes, pero ninguno por delito a la integridad sexual. Tiene condena anterior, pero todo por delitos a la propiedad".
La funcionaria judicial señaló que todo empezó cuando una niña de 11 años se acercó muy asustada y conmovida a su papá y le contó que un mayor la tocó en la pileta. "Ella lo identificó en ese momento y fue detenido por la Policía. Hubo conmoción porque la gente reaccionó (entre ellos el padre de la niña) y lo atacaron entre varios. El está lastimado", señaló.
Para hoy convocaron a la menor para que, mediante un circuito cerrado de televisión, mantenga una entrevista con una psicóloga. "Fue revisada por el médico y no hay indicios de violencia", concluyó.
Mucho se dijo de la seguridad en el Xamena, adonde el domingo concurrieron 20 mil personas. La situación se vio desbordada y terminó con un serio incidente.
Consultado por la cantidad de policías que custodiaban el balneario, el subsecretario de Deportes, Ricardo Passarell, le dijo a El Tribuno que "cuando comenzó el operativo a las 8 de la mañana había entre 15 y 20 efectivos. Se pusieron en la puerta, hacían rondas y se colocaron en diferentes puntos".
"Cuando ocurrió el incidente no sé cuántos había. Se llamó a la Policía que acudió inmediatamente", señaló.
El funcionario consideró que la situación en ningún momento se desbordó.

Un gigante difícil de controlar
La decisión de haber liberado la entrada a los natatorios municipales el domingo puede haber sido apresurada y terminó con un lamentable incidente.
El subsecretario de Deporte, Ricardo Passarell, señaló que entre los balnearios Xamena, Perón y Nicolás Vitales concurrieron, en promedio, 30 mil personas. Lo cierto es que de ese total, el Xamena capitalizó 20 mil visitantes. Una cifra más que importante.
El funcionarios aseguró que en el Xamena hay 22 guardavidas, entre los turno mañana y tarde. Además, está el personal de mantenimiento y el administrativo que también ayuda a controlar. En total trabajan allí unas 70 personas.
Passarell dijo que, en promedio, concurren al natatorio de avenida Líbano entre 7 y 10 mil personas. Lo cierto es que el domingo había más del doble de esta cifra, una situación para analizarla de cara al futuro.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...